lunes, 5 de febrero de 2018

¿Qué hacer en caso de que seas detenido?







Ser joven, estudiante, extranjero, pobre, minoría étnica o sexual y caer detenido se ha convertido en varios países de Latinoamérica en un macabro sinónimo de sufrir micro terrorismo estatal.  Es por ello que en este posteo mencionaremos que es lo que hay que hacer para que al menos tus derechos civiles y humanos puedan ser respetados por los agentes estatales en caso de ser arrestado.

- En caso de ser detenido (a menos que se te pille en un hecho delictual evidente como es el robo, el asalto o una agresión  por violencia de género), debes saber cuales son los cargos exactos de por que se te arresta, pese a que en varios países existe de hecho la detención por sospecha. Si no hay cargos, debes ser liberado a lo sumo en 3 días y en el caso de que existieran cargos y siguieras detenido, tienes derecho a estar en presencia de un juez acompañado de una defensa legal de oficio si así correspondiese

- En casi toda América Latina, el detenido en teoría tiene derechos: defensa legal gratuita estatal, a mantenerse callado sin que eso te sea perjudicial en el potencial proceso a seguir y a hacer una llamada para avisar a tu familia, amigos o representación diplomática si eres extranjero. Exigelos, son tus derechos.

- Debes saber quien o quienes te están arrestando: nombre del funcionario policial o militar (válido para México), placa, rango, unidad, fuerza a la que pertenecen y tener claro a que lugar se te va a llevar (cuartel, comisaria, cárcel, unidad penal).

- En caso de que seas detenido, NO puedes ser golpeado, vejado o maltratado por los agentes policiales. Si esto sucede, debes denunciarlo en las instancias que correspondan (poder judicial, organismos de derechos humanos).

- Si la detención es  totalmente arbitraria o es con claros fines de represión política debes gritar antes los medios o testigos tu nombre, edad, nacionalidad y si eres extranjero solicitar la asistencia consular de tu gobierno si la situación lo amerita.

- Siempre debes tener a mano alguna identificación personal, servirá para saber que eres tu y no otra persona.


                                                ¡¡Comparte y difunde este instructivo!!


viernes, 15 de diciembre de 2017

Macri: como ajustar a los jubilados sin que no haya indignación ni represión

Macri; como ajustar sin indignación ni represión


Tras las últimas elecciones legislativas de Octubre de 2017 y el triunfo de Cambiemos sobre las diversas versiones del peronismo, pero sobretodo sobre Cristina Fernández que fue derrotada por el peor candidato de la historia argentina (el inexpresivo Bullrich), todo era miel sobre hojuelas para el gobierno de Mauricio Macri. Pese a  mantener una inflación alta (23% interanual) y ser un gobierno poco asertivo con la gente (el caso del Submarino ARA San Juan es el mejor ejemplo), el apoyo al oficialismo seguía fuerte.

Ojo el gobierno de Macri no anda tan bien: tiene serios problemas de caja -en cierta medida, herencia del kirchnerismo y por ineficiencias propias- lo que ha recurrido al recorte de subsidios y subas (alzas de precios) en la luz, agua y gas para que le den las cifras además de endeudarse en el exterior. Pero no alcanza con eso, así que propuso en el congreso una reforma tributaria (que terminó siendo cualquier cosa) y una reforma al cálculo de reajuste de pensiones. A diferencia de Chile, en Argentina las jubilaciones son de reparto (uno cotiza toda la vida y al final cobra una jubilación base de algo más de  7200 ARS  (400 dólares mensuales, diciembre), los cuales se reajustan por una formula ideada por el gobierno de Cristina Fernández...pero al actual gobierno no le dan los números, como consecuencia de tener un país con millones de empleados públicos, jubilados y receptores de la asistencia social gasta más de lo que tiene, tomando deuda como loco. En cualquier otro lado, harían un ajuste o achicarían los puestos no esenciales en la burocracia estatal tanto nacional,  provincial o municipal, pero acá con la propuesta de Macri, se decide ajustar a las jubilaciones y pensiones dado que para el actual gobierno sería un déficit imposible de solventar. También es cierto que el anterior gobierno gastó los fondos de jubilaciones en un montón de gastos extras, usando al ANSES (organismo estatal de manejo de jubilaciones) cual caja chica para mantener el gasto social sin tener que endeudarse en el exterior, ayudando en parte no despreciable al serio problema de caja que tiene el gobierno.

Ajuste en ejecución  (elretratodehoy.com.ar)
El problema es que la propuesta de Macri es de hecho un ajuste con la gente que menos posibilidades tiene de enfrentarlo, sobretodo si tenemos en cuenta que en Argentina hay una inflación de más de 20%, lo cual hace mierda las pensiones como los sueldos de los trabajadores (para que decir los que están en la informalidad que están totalmente en pelotas)....y más encima se presenta a fin de año, a sabiendas que en este país nunca los diciembre son tranquilos (sólo pensemos en el 2001 cuando cayó Fernando de la Rúa quien quiso hacer un ajuste bestial para salvar la paridad 1 a 1 con el dólar....y ya sabemos como terminó todo).

La falta de quorum en el Congreso postergó la votación de la ley por unos días, pero no impidió una fuerte represión la cual a muchos trajo amargos recuerdos del 2001, con un gobierno que al parecer goza reprimiendo y que a la vez es incapaz de dar la cara y que sólo recula cuando su principal aliada (Elisa Carrió) le da señales de atención al gobierno por Twitter evitando que Macri impusiera la reforma previsional por decreto, lo que habría significado una crisis total en el país y un fin de año más que complejo.   Sin duda veremos en los próximos días una película que se visto demasiadas veces en la Argentina:  un ajuste se viene tarde o temprano violencia estatal desmedida y como siempre, pierden los más pobres...dependerá de la sociedad que esto no se repita nuevamente

lunes, 27 de noviembre de 2017

¿¿Quien mató a los 44 del ARA San Juan y a Rafael Nahuel? El estado argentino


ARA San Juan (Fuente: Wikipedia)



La pérdida  del ARA San Juan y la más que probable muerte de los 44  miembros de su tripulación como el asesinato por la espalda por parte de agentes de la Prefectura Naval (guardacostas) del mapuche Rafael Nahuel en un confuso incidente en Villa Mascardi, Río Negro, sólo tienen un  sólo responsable: El Estado Argentino

¿Porqué esta aseveración? Los 44 iban en un submarino viejo, el ARA San Juan de más de 35 años, el cual  se perdió hace casi 2 semanas y a pesar del rastreo multinacional aún no aparece. Aunque aparentemente el ARA San Juan tuvo una reparación general en el 2011 pero que en el último tiempo tuvo varios problemas en su funcionamiento, así se ha sabido según versiones de familiares. A la Armada Argentina como al estado Argentino poco y nada le importa en que condiciones trabajan y en que andan navegando sus fuerzas, si van en barcos seguros o si tienen los medios para hacer su trabajo. Muchos defensores del actual gobierno le cargan la responsabilidad del desastre del ARA San Juan al gobierno de Cristina Fernández y a su ministro de Defensa Agustín Rossi de la poca mantención del ARA San Juan como del resto de la Flota de Mar argentina, pero tampoco podemos que hace casi 2 años que el kirchnerismo no gobierna la Argentina.....ya es hora que el gobierno de Mauricio Macri se haga cargo de sus desastres y no le cargue todo al gobierno pasado cual nene taimado. Esa estrategia puede funcionar un tiempo, pero ya es hora de que asuma que es responsable de la muerte de esos 44 marineros, ya sea por omisión, por dejar que la Armada Argentina los mande en una carcacha flotante que no se sabe cual era su real estado. Si el estado argentino es incapaz de otorgar lo básico a las fuerzas armadas, creo que debiera preguntarse ¿necesita Argentina fuerzas armadas? Tras el trauma de la última dictadura, la derrota de la guerra de Malvinas y los sucesivos alzamientos militares hasta 1990, la estrategia de los diversos regímenes democráticos era quitarle poder a los militares haciéndolos trabajar con el mínimo de presupuesto y medios, lo cual parece hasta  razonable dado que actualmente la Argentina no posee hipótesis de conflicto. Pero la más que probable muerte de los 44 del ARA San Juan tendría que hacer pensar a la clase política argentina cual es el rol de los militares en la actualidad, es decir ¿hay que tener militares o no? si la respuesta es si, que posean un equipamiento básico pero funcional pero si no, disolver las fuerzas o transformarlas en otra cosa, como las Fuerzas Canadienses o la Fuerzas Armadas Belgas (una sola gran rama) o tener una fuerzas de defensa fronterizas y de orden público...pero sin que estas hagan lo que quieran o maten sin asco como lo sucedido a Rafael Nahuel.


Rafael Nahuel (Fuente: Diario Río Negro)



Por lo que se sabe, Rafael Nahuel fue asesinado por miembros de las fuerzas especiales de la Prefectura Naval, el grupo Albatros, en un extraño incidente para decir lo menos y que más encima, ocurrió justo cuando era enterrado Santiago Maldonado, quien murió en un confuso "incidente" con la Gendarmería Nacional y que a pesar de la autopsia aun no queda claro en que circunstancias terminó ahogado en el Río Chubut.  Tras saberse la muerte de Rafael Nahuel, muchos seguidores del actual gobierno en las redes sociales justificaron su asesinato a manos de los agentes estatales, volviendo a aflorar el ya consabido racismo de un sector no despreciable de la sociedad argentina con relación a los pueblos originarios, cayendo muchas veces en una xenofobia producto de la más amplia ignorancia, al considerar a los mapuches de Río Negro, Neuquén y Chubut como "invasores chilenos", discursito que ha sido reproducido en más de una ocasión en medios como La Nación o Infobae. Esta clase de discursos racistas y xenofóbicos no son extraños en una sociedad como la Argentina (y especialmente la porteña) que ha negado de manera sistemática (y no importando el color político) la existencia de otros actores sociales que no sean los idealizados descendientes de inmigrantes llegados hace ya varias generaciones, construyendo un mito negacionista que llega a lo inverosimil por momentos e incluso justificando violaciones de derechos civiles y humanos como es el caso del asesinato de Rafael Nahuel, pero lamentablemente, esto es parte del imaginario argentino cotidiano.

Como puede verse, tanto la desaparición y probable muerte de los 44 del ARA San Juan como el asesinato por la espalda de Rafael Nahuel es culpable el Estado Argentino, ya sea por omisión negligente en el caso de los tripulantes del submarino y por acción, por la desproporcionada represión por parte de los agentes policiales federales que causaron la muerte de Rafael Nahuel y que probablemente tuvieron que ver con el fallecimiento de Santiago Maldonado.