martes, 6 de julio de 2010

Mundial, Diego, Política y la Pelota

Tras los últimos resultados en el mundial, como son las derrotas de Argentina y Paraguay en cuartos, Uruguay en semifinales, los cuales fueron valorados por el arrojo deportivo de los jugadores, una visión muy diferente con respecto de la caída brasileña, donde Dunga fue criticado tanto por los medios como por la gente de la calle.  Por el contrario, los jugadores y sus entrenadores Maradona, Martino y Tabárez, han quedado en la imaginería popular como héroes, algunos con justa razón como los DT de Paraguay y Uruguay, y otros no tanto como es el caso de Maradona, quien hizo una campaña regular tomando en cuenta el equipo que tenía (Messi, Mascherano, Tevez) y del cual, seamos sinceros, uno esperaba mas por lo que significa  el nombre de Maradona asociado a la selección argentina, una histórica candidata al título. Pero el juicio que uno puede tener sobre la conducción futbolistica de la albiceleste por Maradona, queda bastante relativizado por la imagen que proyecta, la de un rebelde, un ser asistemico que se enfrenta contra los poderosos, la cual queda reflejado desde canciones hasta el documental de Kusturica, los que hacen que la figura del Diego sea vista con ojos que traspasan los limites de la cancha y del fútbol, instalándolo dentro del amplio espectro antisistémico.

Otro elemento es el hecho de que Maradona, lo quiera o no, ya entró indirectamente al juego mayor de la política argentina, Actualmente, tras el traspie mundialista, Maradona tiene el respaldo del Gobierno Argentino, para seguir como DT. Esto tiene su origen desde que Maradona apoyó la "estatización del fútbol", léase, la televisación de los partidos de la primera división argentina por la TV oficial , decisión que quitó el negocio a TyC sports, generando las iras de la oposición derechista y de la mayoria de los medios que mas venden en Argentina (Clarin) los cuales son francamente opositores a Cristina Fernández y por ende, a Maradona.

Todo lo anterior hace que no se pueda realizar un juicio con tanta facilidad, sino debe de ser desde cierta distancia con respecto al personaje Maradona, puesto que hay elementos emocionales que van desde el rechazo hasta la idolatria, desde la critica futbolera hasta la critica política hacia el personaje, lo cual hace por momentos dar una posición tajante, lo cual en cierta manera, es hasta posmoderno en el sentido que rompe los moldes separados del fútbol, la política y la nacionalidad, siendo un personaje complejo que no se puede dar la última palabra.

3 comentarios:

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!