miércoles, 8 de diciembre de 2010

El incendio de la Cárcel de San Miguel o el incendio de nuestros valores

Hoy en la mañana desayunando con mi esposa viendo las noticias, me entero de los mas de 80 muertos en el incendio de la cárcel de San Miguel, la cual está ubicada en el sector centro sur de Santiago. Luego entro por curiosidad en twitter y más allá de algunos quejones consetudinarios de siempre (donde me incluyo yo), muchos de los que posteaban  celebraban la muerte de los 80.

Evidentemente lo anterior sólo refleja una cosa, la crisis moral de Chile y los chilenos. No quiero usar el término como lo usaba la mojigata Iglesia Católica cuando era estudiante en los alcoholizados '90, pero me queda claro que algo está fallando cuando leo que una sarta de weones se encuentra casi gozando con la muerte, sea de quien sea. Esos que dicen "hay que pitearse a los flaites" (una conocida "campaña" de una radio de Santiago tuvo ese fin, aunque fuera en joda),piden mano dura, mas cárceles para meter presos a la gente, e incluso la vuelta a los métodos de la dictadura para eliminar el "problema" (y bien en comillas) de la delincuencia, viven en una dudosa moral que casi colocaría más cercana al fascismo que al cristianismo que dicen profesar la mayoría de los cínicos chilenos, pues hay que ser muy cínico para pegarse en el pecho en la iglesia y luego estar pidiendo que maten a los flaites (nacos, pungas, chulos). 


Más allá de las ineficientes políticas públicas tanto de la actual administración de Piñera y de la Concertación, lo del incendio de la cárcel de San Miguel nos lleva a pensar que algo huele mal en Chile, y  al parecer, es el humo de las cenizas de nuestros valores liberal-democrátas como sociedad, si es que los tuvimos, los cuales se han quemado tras el triunfo moral de la dictadura (aunque nos pese) y el triunfo material del libremercado que hace que cada uno valga en función de lo que gana. Por lo mismo, mas que el incendio de la cárcel y su lamentable saldo de fallecidos, lo anterior sólo confirma que no basta tener valores progresistas sino practicarlos en el día a día, no sólo para pegarle al gobierno de Piñera.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!