viernes, 3 de diciembre de 2010

No me gusta la Teletón y cual es el problema?

Hoy comienza esa cadena nacional de sentimentalismo barato, evasión de impuestos por parte de las empresas, figuración farandulera casi a codazos y  esa suerte de autoritarismo moral que es la Teletón. Independiente de sus beneficiarios finales que son los niños discapacitados, siempre me ha generado un rechazo todo lo que se genera tras las "27 horas de amor".

En primer lugar, me revienta ese gusto por privatizar la seguridad social que tienen en Chile. Pese a que las finanzas del Estado de Chile están en su mayor nivel de prosperidad, aun no se puede terminar con la patética súplica de dinero que copa los medios chilenos en una suerte de cadena nacional orwelliana, en circunstancias que ya tendría que haber un item anual para los chilenos menos favorecidos. Otro elemento que siempre me ha generado rechazo es la  actitud sinvergüenza de las empresas que durante un mes te bombardean con el hecho de que son el te de la Teleton, el auto de la Teletón (no mas falta que haya la puta de la Teletón) pero cuando llegan a donar, sólo dan 100 millones de pesos chilenos (208,000 dólares) o piden que compren como desaforados y dependiendo de las compras, donan...se me hace chanta y sinvergüenza en circunstancias que la danza de los  millones les genera mucho más que lo que donan...aunque me temo que por esa donación exista una evasión de impuestos por parte de las empresas.

En tercer lugar, la patética actitud de las figurillas de la farándula, las cuales por arte de magia dejan de llenar las portadas de LUN por sus acciones propias del mediocre star system chileno, y se convierten en seres sensibles, con conciencia social, con llantos fingidos por los niños lisiados, pero sospecho que lo hacen sólo por figurar y para mantenerse vigentes, para luego firmar contratos en cualquier festival perdido de provincias.

Finalmente, esa suerte de fascismo mediático que se da con la Teletón que si tu te alzas como opositor a la misma o no querer dar dinero a la misma te conviertes en un monstruo, en un ogro insensible, en un ser repudiable, Basta ya de ese fascismo bananero. Si no quieres dar plata por que no quieres, por que no tienes o por que crees que por tus impuestos ya colaboraste, estas en tu derecho de no dar ningún peso.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!