sábado, 5 de febrero de 2011

Fin de la teleserie







Viajando desde San Juan hasta mi casa me entero, mediante un sms, de la renuncia definitiva de Marcelo Bielsa de la selección de mi país natal. Independiente de todo lo sucedido (ver posteos anteriores) donde reconozco que asumo una posición bielsista, creo que esperamos que pasara esto. Mas que nada parecía una telenovela mexicana o venezolana de esas malísimas que aún TVN programa después de las 15 horas, donde existía un bueno entre los buenos (Bielsa), unos malos de cuarta como Segovía y Jadué y un gran villano que tendía sus hilos desde la Moneda (Piñera y secuaces) para cagarse al jovencito de la película. Aunque en el desarrollo de la telenovela, ayudó también a que Bielsa, un tipo extraño y misterioso, pero del gusto del chileno medio (que lo endiosó casi como un milagrero con la piedra filosofal) también se dió demasiadas vueltas mandando una serie de señales contradictorias, poniendo a muchos en un estado de cansancio, lo que ayudó al desenlace ya conocido.

Pese que en esta telenovela ganaron los malos, el triunfo pírrico obtenido por Piñera y sus esbirros, solo mostró que este es un gobierno de empresarios, como dijo Claudio Borghi alguna vez, que cree que el fútbol es igual que fabricar jabones.....

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!