viernes, 11 de marzo de 2011

San Juan, Terremoto en Japón y Gaddafi





Por asuntos varios me encuentro en San Juan (a mas de 1100 km de Buenos Aires), una ciudad apacible, con ritmo de provincia (siesta de 13 a 17 horas), ritmo cansino, un gusto por comprar como desaforados (al igual que sus vecinos del otro lado de la cordillera, Chile)  pero a la vez, una de las provincias mas tranquilas de Argentina, con elementos pintorescos, como tener viejos caudillos locales (Gobernador Gioja) que busca eternizarse en el poder a través de la re-reelección. Pero bueno, eso da para otro posteo aparte.

El hecho es que hoy despertando me entero del terremoto de Japón, el cual ha sido realmente catastrófico, pero no para decir que estas son señales de la madre tierra, que se acerca el 2012 y cosas del mismo tenor apocalíptico. Como si antes no hubieran habido terremotos, acá mismo en San Juan hubo un terremoto que mató a 8,000 personas en 1944, el mismo terremoto de Tokio en 1923 o 1924, el terremoto de Chillan que mató a 30,000 en 1939, ademas de una larga serie terremotos en Italia, Portugal, Ciudad de México u otros lados con efectos devastadores y nadie hablaba seriamente del castigo de la madre tierra a la humanidad ni nada parecido. Se hablaba del castigo de los dioses, del Dios cristiano por nuestros pecados y cosas así. O sea, no es el fin del mundo, es sólo señal de que la tierra tiene actividad sísmica permanente y que hay zonas mas expuestas que otras. No le demos mas vuelta ni busquemos mas explicaciones.

Pero hoy en el mundo, el único ser humano que debe de estar celebrando el terremoto en Japón, debe ser Muammar Gaddafi (o como se escriba) ya que con esto desvía la atención mundial de la feroz represión que está llevando a cabo para aplastar la revuelta en Libia. Gaddafi, es el típico líder autócrata del mundo árabe, quien  a diferencia de Gioja, no ha buscado la legitimación electoral, sino por la fuerza de las armas pretende quedarse largo rato en su carpa beduina en el poder.

A ver que pasa ahora.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!