domingo, 10 de abril de 2011

Humala o respetar la decisión popular





Hoy ha habido elecciones en Perú. Un país que desde el timorato gobierno de Fernando Belaunde Terry pasando por el desastroso gobierno de Alan García (1985-1990), la cleptocracia de Alberto Fujimori y  los gobiernos neoliberales de Alejandro Toledo y Alan García en su versión consenso de Washington, no ha tenido una vida democrática muy envidiable que digamos. Aparte de la imposición del capitalismo según la escuela de Chicago  ha padecido una larga destrucción de los valores democráticos, la cual se ha reflejado en los jueces sin rostro que juzgaban a los guerrilleros del MRTA y Sendero Luminoso, las matanzas en las carceles de San Juan de Lurigancho, los 10 años de dictadura de Fujimori (sobretodo desde el autogolpe), una desastrosa guerra con Ecuador y una gran emigración de peruanos hacia los países vecinos.

Tras esta seguidilla de gobiernos desastrosos, los sectores populares peruanos tanto los urbanos como los serranos no pueden sentirse conformes con esta democracia devaluada y cimentada por su notablemente inepta clase política, la cual sólo defiende los intereses del 15% blanco, clasemediero y acomodado, el cual vive en un país paralelo en los acomodados suburbios de Lima en relación a la miseria de los "Pueblos Jóvenes" que rodean la capital y las grandes ciudades del país, los cuales digamos la verdad, nunca han estado muy interesados en cambiar el estado de la cuestión.

Más allá del crecimiento de los últimos años, el cual no ha podido parar el éxodo de peruanos a Europa, Buenos Aires y Santiago, la sociedad peruana y sobretodo los pobres urbanos limeños y de los departamentos, quiere un cambio. Independiente de que Humala sea un candidato que no posee precisamente credenciales democráticas, si gana la primera y segunda vuelta, será una decisión soberana del la democracia peruana. Respetar esta decisión es ser consecuente con el discurso democrático tan en moda en América Latina, pero tan poco llevado a la práctica.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!