jueves, 21 de abril de 2011

Vargas Llosa a 20 cuadras de mi casa





Una vez al año en esta pintoresca ciudad de Buenos Aires sucede un acontecimiento denominado la Feria del Libro, el cual se llena de una variopinta fauna que la recorre y la visita, muchos con la esperanza de encontrar un libro barato, otros que recorren los puestos tratando de interactuar con personas del otro sexo, en busca de una aventurilla sexual (un touch and go como dicen los locales) y los mas, dar una vuelta para hacer mas llevadero el  largo feriado de la semana santa, el cual acá en Argentina es una verdadera temporada de vacaciones (4 a 5 dias).

Pero este posteo no pretende ser un relato costumbrista de esta Feria del Libro versión 2011, ya que el objetivo de quien postea era ir a escuchar a Vargas Llosa, el que ya había mencionado en este espacio. No por que sea alguien que tenga al ex-peruano (cuando le conviene) como su intelectual de cabecera ni mucho menos, pero a veces es bueno ver a alguien polémico a 20 cuadras de mi casa.

Tras entrar al predio de la Rural, me entero que la presentación de Vargas Llosa era en un salón y que sólo se podía entrar con invitación...cueck, pensé de inmediato, estos blindaron al español nacionalizado para evitar que pueda interactuar con los locales. Pero como me decía un tipo que trabajaba en informaciones de la feria, se habilitó una pantalla para pudieran ver lo que decía...Pensé, premio de consuelo, pero cuando voy a ver donde estaba la dichosa pantalla, me encuentro con una larga fila de gente, mayoritaria señoras de esas que van a ver a Plácido Domingo cantar gratis en la 9 de Julio, empingorotadas  con pieles y pintadas como changos dispuestas a esperar horas con sólo ver al ex peruano hablar en una pantalla.

Ni cagando me quedo esperar a hablar al ex peruano, asi que me retiro a dar una vuelta, comprar un libro y retirarme lleno de propaganda oficial de ministerios como Interior que promociona el nuevo DNI y pasaporte, el impresentable INDEC con sus estadísticas truchas y de los gobiernos de provincias que no tienen donde caerse muertas pero si tienen para pagar un stand con modelos que apenas pueden juntar dos letras.....signo de los tiempos, no?


1 comentario:

  1. Dentro de una década nos vamos a acordar de estas postales y nos vamos a preguntar en qué mierda andábamos.

    ResponderEliminar

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!