lunes, 27 de junio de 2011

River Plate


                                                         

Anoche en un dramático partido descendió uno de los equipos mas populares de la Argentina, River Plate. Más allá del hecho deportivo, abre una ventana para un tipo de pasiones que en Argentina solo generaba la política, sino que ahora son esenciales en el fútbol.

Hasta algunos años, la gran mayoría de la violencia social en este país era generada por la política, sólo pensemos en la concentración peronista  de recepción al Lider en Ezeiza en 1973. Hoy en día, ya con el dilema político resuelto de alguna manera, esta tensión social se ha trasladado al fútbol.

Es bastante entendible el dolor de los hinchas al ver al amor inmaterial de su vida en la segunda división, pero lo que no se comprende de primera la violencia que generó el descenso de River. La única explicación que uno podría pensar como espectador privilegiado en la Argentina es sólo pensar que al igual que el resto de Latinoamérica, Argentina, tiene grandes sectores populares y medios urbanos despolitizados de facto, pese al revival político que está sumido tras los dos gobiernos K, y que no tienen otro mecanismo social de expresión colectiva que el fútbol.

¿Que puede explicar la violencia de ayer? No sólo eran pungas saqueadores ni antisociales, que claro que siempre están presentes en este tipo de manifestaciones. Era simplemente el desahogo colectivo de sectores despolitizados quienes se amarran a lo único que les da significado como seres sociales: el fútbol.








1 comentario:

  1. Yo quedé sorprendida, cómo bien dices tú, no se trataba de "delincuentes" o flaites (como se les dice acá) Eran personas a las que simplemente lo único que les da significado como seres sociales es el fútbol. Yo amo a mi equipo de fútbol profundamente y si se fuera a la b la tristeza me tumbaría una semana mínimo, lo sé. Pero jamás en la vida podría darle sentido a mi ser el amor por una camiseta para llegar a ese extremo de violencia... simplemente no lo entiendo... probablemente nunca lo entienda.

    ResponderEliminar

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!