viernes, 19 de agosto de 2011

Por que creo que la educación debe ser gratuita en Chile: razones personales (actualizado 2015)


Educación Gratuita: Que las lucas sean para pagar cuadernos y no el crédito



Desde hace varios años algunos de los posteos de este blog están referidos a la  larga y patente crisis del modelo neoliberal chilenola cual no me es indiferente, puesto quien escribe es chileno, estudié la primaria y la enseñanza media (secundario o prepa) en los años de la dictadura, terminé dos carreras universitarias, lo que es equivalente a endeudarme por décadas y dicho sea de paso, siempre he considerado dicha deuda como algo inmoral (pese a las reticencias de mi familia) y que no merece ser pagada

La Falacia de las becas y créditos

Hasta el día de hoy (2015) los de cobranzas de la Universidad Católica me siguen cobrando el crédito, pero me he negado pagarlo. Por ello, las movilizaciones estudiantiles  que han ocurrido prácticamente desde 1990 no me son indiferentes, ya que en su momento también marche y arranqué de la represión policial protestando por un modelo educativo más justo, pero la entonces Concertación gobernante miró para el techo no asumiendo el problema, dejando al pueblo chileno mirando al sudeste. Pese a las múltiples demandas de la sociedad, los distintos gobiernos es chilenos han creido que dando unas migajas de préstamos y becas (Piñera 2010), una gratuidad muy acotada (Bachelet 2014) o gratuidad a cambio del pago de un impuesto tras el egreso (ministro Eyzaguirre, 2015), va a poder terminar con el conflicto estudiantil. Es mas de lo mismo, redibujado y soluciones de parche. Y si existen los recursos, dado que Chile es un país rico, por que no pensamos en la gratuidad para las Universidades del Estado, financiadas por el presupuesto nacional, por los impuestos de los chilenos, gratuitas (no becados ni creditos usureros) ¿cuanto nos puede salir? el valor de 10 aviones de combate F-16? de 200 tanques y 3 fragatas por año? Si hay plata para armas o para pagar cheques o facturas truchas a los amigos del poder e hijos de la clase política, debiese haber plata para educación universitaria pública en Chile.

A diferencia del movimiento pingüino de 2006 (secundarios) el cual cayó como consecuencia de la farandulización de sus dirigentes por la TV y Las Ultimas Noticias (LUN) además del magistral juego político de la entonces (y actual) presidenta Bachelet, evidentemente este (pese a las Camilas Vallejo de turno) tiene una raíz más profunda y compleja, que es el agotamiento de la democracia de los acuerdos unido a la crisis de la teoría neoliberal del chorreo (la cual nunca funcionó), por ende, la falacia de la mano invisible del mercado y la desregulación, base del modelo. Si  la clase política no toma en cuenta esta demanda de un sector no despreciable de la sociedad chilena, mejor será que preparen sus maletas y dejen el gobierno para personas aptas para los cambios que el pueblo chileno  necesita, sobretodo en momentos como este (2015) donde se ha descubierto que toda la clase política chilena está atravesada transversalmente por la corrupción y es incapaz de afrontar las reformas y modificaciones estructurales que el modelo necesita más pronto que tarde....dejando la pregunta en el aire ¿Y por que mejor no se van? un "Que se vayan todos" a la chilena....sería bonito ¿no?

¿Gratuidad para todos?


Pero eso sí, hago la acotación de que la educación debiera ser gratuita en Chile solamente a los que estudian en las Universidades pertenecientes al Estado de Chile, lease la Universidad de Chile, la Usach y todas las ex sedes regionales de ambas universidades...sería inviable dar educación gratuita a quienes estudien en privadas, sí, lo se, hay gente de sectores populares que se endeudó hasta las manos para estudiar y entrando a las privadas, ya sea como mecanismo de ascenso social o profesional, es complejo el asunto, pero hay que partir por un piso o base.  Lo que tendría que hacerse sería primero asegurar la gratuidad en las universidades estatales (que volverían por fin a ser públicas) y luego ver como se puede ayudar al resto, producto de 34 años de lucro en la educación superior chilena (1981 en adelante)

Estudiantes eternos? Si pueden y cumplen los requisitos fijados de calidad académica y asistencia, que estudien las carreras que quieran.

Es un desafío país, donde todos debemos discutirlo y no ser meros espectadores, tanto los que vivimos afuera y los que están en Chile pero ya la sociedad chilena no puede mirar para el lado, desde la corrupta clase política y su atontada por el consumo clase media ni los empresarios que tendrán a la postre pagar más impuestos dado que las han sacado barata por ahora....un país sin educación pública es sólo un país para algunos y eso ha sido Chile por muchas décadas ¡¡Basta ya!!

3 comentarios:

  1. Lúcido y consecuente: ¡Excelentes palabras!

    ResponderEliminar
  2. Educación gratuita para los capaces. La izquierda se acostumbró a que le dieran todo regalado.

    ResponderEliminar

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!