jueves, 22 de septiembre de 2011

Carta abierta a la CONFECH

Estimados:

Tras varios días dando vuelta a la idea, decidí escribirles esta carta abierta, a ustedes, los miembros de la Confech. Como ex estudiante universitario y deudor contumaz del actual sistema de fondo solidario, creo tener el derecho de escribir esto. He seguido con atención el movimiento estudiantil que han estado llevando a cabo desde algunos meses en las calles y avenidas de Chile, con las concentraciones multitudinarias, tomas de facultades y hasta coreografías. En primer lugar, les tengo que reconocer que ustedes lograron algo que mi generación no pudo por miedo o por que era lo que había, han tenido la capacidad e irreverencia de pasarse por la raja la democracia de los acuerdos, al cuestionar de forma y de fondo el modelo neo liberal heredado de la dictadura. En un segundo plano, también reconozco su capacidad de remover toda la estructura acartonada de nuestra ficción de democracia tutelada.

Pero es necesario que tomen en cuenta lo siguiente. Pese a que han mostrado su capacidad de convocatoria en cada marcha y concentración que han hecho tanto en Santiago como en regiones, está claro que el Gobierno de Piñera no va a ceder en su postura de dar solamente migajas y aspirinas. No están dispuestos a ceder en el fondo ninguna coma. Está claro que se ha generado un especie de empate técnico, una suma cero que deberá obligar a tomar alguna decisión importante por parte de ustedes.

Sinceramente, y esta es mi opinión estrictamente personal, creo que sería necesario pensar en alguna estrategia más allá de las marchas y tomas, las cuales son excelentes, pero son como la guerra de trincheras, no te mueves de tu posición. Necesariamente tendrían que forzar un enfrentamiento con el gobierno, eso si, no significa que salgan a la calle para ser apaleados bestialmente por Carabineros.

Debemos forzar al Gobierno de Piñera a negociar, a pedir sentarse en la mesa. Para ello, tienen que aprender de Gandhi, quien en su lucha por la Independencia de la India, tuvo en los años 30 totalmente desquiciados a los británicos. Tienen que tomarse autopistas, aeropuertos, terminales de buses, estaciones del metro o de tren, ocupar un mall, es decir, desquiciar Chile y demostrar que tienen fuerza para poner patas para arriba el país.

No se si se dan cuenta, pero tienen una capacidad de movilización inédita en la Historia Contemporánea de Chile. Tienen que aprovecharla, esta es una coyuntura única que sólo se da una vez. Aprovechenla, no se queden sólo con el cacerolazo, la marcha o la toma. Demuestren que son la legítima voz, no sólo de los estudiantes sino de la sociedad chilena.

Un abrazo fraterno
Patricio Barrientos
pbarriento@gmail.com

11 comentarios:

  1. No puedo estar más de acuerdo con su carta...

    ResponderEliminar
  2. Me gusto mucho tu carta... Yo actualmente estudio igualmente con el fondo solidario. Y es cosa de todos los años (a excepcion del año pasado por el terremoto) que hay marchas, paro y tomas, por el mismo tema. Todos los años sube la matriculas, los aranceles, etc...
    Practicamente este gobierno estaba quitando el fondo solidario y te lo cambiaba por el CAE. Hay que cambiar como sea como tu dices un sistema impuesto en dictadura, que la concertacion no pudo arreglar (No hizo casi nada)... Y si no se soluciona ahora, en uno o dos años mas, va ser un movimiento mas fuerte que el actual.....

    ResponderEliminar
  3. Para ser honesta leí esta carta con mala disposición, sin embargo me parece muy interesante tu punto de vista. El movimiento esta bien pero hay que comenzar a buscar nuevas formas de lograr las metas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. AHHH NO SOLO LES BASTA CON DEJAR SIN SUELDO A LOS FUNCIONARIOS DE UNIVERSIDADES AHORA PRETENDEN DEJAR SIN SUELDO A TODO UN PAIS!!! BIEN ESTUPIDA TU PROPUESTA, CON TODO RESPETO.

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo. Las revoluciones se tratan de eso. Si los revolucionarios de antaño hubiesen hecho caso a palabras tan desnudas de conciencia social como las que me anteceden (de "Anónimo"), Chile estaría como en 1810 o tal vez, simplemente no existiría. La mala noticia es la opción considerada de volver a clases. Eso sí que es estúpido. Ojalá no siga prosperando esa idea.

    ResponderEliminar
  6. HASTA QUE ENCONTRE ALGO, QUE ME HAGA DORMIR TRANQUILA¡¡¡ TODO EL DIA BUSCANDO ALGUNA RESPUESTA A ESTE CAMBIO TAN RADICAL¡¡¡HAY QUE DIFUNDIR, PARA QUE NO MALTRATEN A NADIE POR ALGUN MAL ENTENDIDO¡¡ VAMOS CHILE MIERDA¡¡

    ResponderEliminar
  7. Patricio, concuerdo contigo, pero además agrego que nosotros como ex estudiantes -actuales endeudados- no nos podemos quedar atrás. La lucha y socialización se da en cada espacio. Los estudiantes luchan por todos, por el futuro, nuestros hermanos menores, nuestros hijos... etc. Entonces nos corresponde a todos luchar... como versa el grito, a la calle los mirones no se hagan los güeones.
    saludos fraternos!

    ResponderEliminar
  8. Son interesantes tus argumentos, pero para lo que indicas es necesario que otras personas o colectivos participen. Los chilenos/as tienen miedos, la mentalidad enquistada en los actuales mandamases es la misma o peor que aquella que nos doblegó durante 17 años. Son los duros e imperturbables sellados en el abuso y la avaricia. Son los dueños de Chile, y no lo digo como ficción, sino como una realidad. En cualquier ámbito están. En la salud, en la educación, en la prestación de servicios (dígase financieros, comunicacionales, y en lo más inimaginable que sea posible) El miedo está ahí. Los trabajadores saben que sus prestaciones son precarias, tanto en lo que reciben a cambio, como sus tratos recibidos. Nadie se atreve a dar a conocer sus ideas ni menos hacer una demostración de ello. Existen muchos esbirros de la traición entre ellos (piojos de los ricos). Primero hay que vencer eso. Los estudiantes saben que sus padres son victimas de lo que dicho y por eso no los obligan a sacrificios. Ojala que esto cambie.

    ResponderEliminar
  9. Apoyo tu carta, yo soy abogado y me desilucioné tanto de la Concertación su entreguismo y su corruptela que pase al cinismo como forma de ver la vida por años... hasta que estas protestas me conmovieron e hicieron recordar mis juveniles años en los 80 cuando luchabamos contra la dictadura militar, todos esos sueños de cambio, la Concertación los fue matando de a poco.
    Concuerdo por ende 100% contigo y también en el crudo análisis: hay que pasar a otro estadio de cosas.
    Hay que tomarse Embajadas completas, la sede de los organismos empresariales, hay que ir a Casapiedra para la ENADE, hay que tener decenas y centenares de periodistas extranjeros en Chile reporteando la brutal represión policial.
    Hay que cocer y coser, ambas, a demandas y querellas a personajillos como Labbé, el funesto alcalde de Providencia y sus concejales que lo apoyan en medidas represivas y abusivas como es ordenar el cierre de los Colegios para otros estudiantes de la comuna.
    Hoy hasta unas menores de edad fueron abusadas por Carabineros.
    Pronto comenzaran a desaparecer gente, que es lo que saben hacer esas bestias.
    Hay que parar esto ahora.
    Chile necesita una Ley de Defensa de la Democracia que castigue las actitudes de Labbé con penas draconianas.
    Debería Labbé de su bolsillo indemnizar a las menores de edad y a todos los chicos que están siendo detenidos en estos momentos.
    Saludos,


    Alejandro Marambio Núñez
    abogadochileno@hotmail.com

    ResponderEliminar
  10. Felicitaciones por tus lindos pensamientos

    Papa y mama

    ResponderEliminar
  11. Veo que algunos de los que han comentado aún tienen el descaro de defender el modelo y más encima no dar la cara, algo propio de gorilas y golpistas

    PD: a los conchesumadres fascistas que mencionan a mis padres...sean mas ingeniosos al menos.

    ResponderEliminar

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!