miércoles, 15 de febrero de 2012

Ciudad del Este y Camino a Asunción

Tras estar en Puerto Iguazú y las Cataratas, seguimos viaje hacia Paraguay. A diferencia de la mayoría de los que se encuentran en la triple frontera, que sólo van a Ciudad del Este a comprar rolex y imitaciones varias, nosotros decidimos ir a ese misterio en el mapa sudamericano llamado Paraguay, exactamente a su Capital, Asunción.





Salimos de Puerto Iguazú temprano, antes de las ocho de la mañana  en un autobús argentino Crucero del Norte para llegar a la Terminal de Omnibus de Ciudad del Este, pero luego nos daríamos cuenta que levantarnos temprano poco sirvió para llegar mas pronto. Por una extraña razón, los buses que viajan entre la Triple Frontera, sólo tienen la obligación de parar en la aduana argentina para timbrar entrada o salida, pero ni en la aduana brasileña y mucho menos la paraguaya, existe una obligación de parar, asi que siguen sin importar si los pasajeros estan con la visa vigente y vencida. Si tienes que bajarte en alguna aduana para timbrar pasaportes o visas, ya sea la paraguaya o brasileña, hay que esperar al menos una hora para tomar el próximo bus de la misma empresa sin pagar.





Como sabíamos eso, nos bajamos con mochilas y bolsos en la aduana Paraguaya, en la entrada a Ciudad del Este, a un costado del Puente de la Amistad (ese que Brasil pagó y Paraguay puso la amistad). Suponíamos que el siguiente bus de Crucero del Norte pasaba en 45 minutos al menos, pero corría el tiempo y nada, no pasaba el dichoso micro. Estuvimos en la aduana paraguaya casi 2 horas, mientras que el Crucero del Norte no pasaba. Veíamos el reloj y el autobús no pasaba nunca, así que decidimos tomar el siguiente micro que fuera a la Terminal de Omnibus de Ciudad del Este. Si usted está en una situación similar, no es recomendaba tomar un taxi en Ciudad del Este, dado que mínimo le cobrarán desde los 50,000 o 60000 guaraníes (unos 11 a 13 dólares) por 15 cuadras, ya que los taxistas locales se aprovecharán de dar vueltas y vueltas sin llegar a destino.

El autobús que subimos para llegar a la Terminal de Omnibus de Ciudad del Este, era una destartalada micro paraguaya que cobraba 12 pesos argentinos por pasajero. Tras una rápida vuelta por el centro comercial, el autobús dobla a la izquierda, pasando por una zona de parques, para luego enfilar al Estadio y la Terminal de micros. Pero lo que llama la atención más que las tiendas en Ciudad del Este, es la pobreza. Carpas de lona donde viven varios cientos de emigrados que llegan a Ciudad del Este a buscar su rolex y su esperanza de riqueza, rodean las calles de la Terminal. Habíamos llegado a la Ciudad del Este que no está en los tours de compras que te ofrecen en Puerto Iguazú.





Tras llegar a la terminal, se avalanza una verdadera horda de vendedores de pasajes, los cuales lanzan precios que para la mayoría (salvo para un colombiano o un chileno) de los latinoamericanos son extraños: 50,000, 60,000, 70,000 guaraníes gritaban....Tras un momento de confusión, dado que la llegada al terminal no fue la mas ordenada ni el lugar ayudaba mucho, dado que muchos pungas andan esperando que el viajero descuidado pierda la vista en su momento para pasar a cobrar, pudimos abordar un minibus a Asunción...pero esa es otra historia.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!