viernes, 2 de marzo de 2012

Ruta a Asunción

Han pasado varias semanas, pero vuelvo a retomar el recorrido de las vacaciones 2012. Tras salir de la caótica Ciudad del Este, tomamos un minibus de la empresa Rysa, que por 60,000 guaraníes por persona (casi 60 pesos argentinos o 6000 pesos chilenos) y en un viaje con sólo una parada nos llevó a Asunción. Ojó, este es de los más caros, ya que existen otros autobuses que hacen el mismo recorrido desde 35,000 guaranies, pero muchos de ellos son verdaderas latas de sardinas sin aire acondicionado, lo cual es un inconveniente cuando se viaja por un país que tiene temperaturas cercanas a los 40 grados en la temporada veraniega.





Salimos de Ciudad del Este, la cual fuera de su zona comercial, asemeja un barrio de la zona sur de Santiago, es decir, casas de un piso, chicas y sumamente enrejadas. Tras culebrear por una serie de calles, llegamos a la carretera, la cual en un primer momento, los primeros 30 o 40 kilómetros era una verdadera autopista, bien señalizada, pero tras media hora de viaje, la excelente carretera se transforma en una carretera normal, una carril por lado, aunque siendo sincero, la ruta no se encontraba en mal estado.

Entre Ciudad del Este y Asunción, la separan 327 kilómetros. Esta es una buena manera de adentrarse por Paraguay, de develar el velo sobre el país menos conocido de América Latina. Por la ruta, se puede ver que el país es básicamente agrícola y ganadero, con campos de soja, lecherías y grandes cantidades de animales pastando, un paisaje altamente productivo y idílico si le gusta el campo, y  sobretodo, si puede soportar los 35 a 40 grados de promedio en el verano, con mucha posibilidad de tormenta.





Por el camino se pasaba por localidades que eran como pueblo inglés, es decir, crecen alrededor de la carretera. La ruta a Asunción pasa por una infinidad de pueblos como Estigarribia, O'Leary, Yguazú, Coronel Oviedo, todas con su terminal de buses que venden pasajes para Asunción, Ciudad del Este y Buenos Aires. Otro elemento pintoresco que puede verse en la ruta, son los negocios de venta de autos, los cuales en su totalidad tienen carteles que resaltan que son importados de Chile ¿Cómo es eso, si Chile ya no fabrica autos? lo que pasa es que la mayoría del parque automotor del Paraguay, son autos, micros o camiones usados que son traídos desde la zona franca de Iquique, la famosa Zofri. Una particularidad que se puede ver en Paraguay para cualquiera que venga de Argentina o Uruguay, pero no de Chile, es la gran cantidad de autos japoneses, coreanos o chinos que se ven por las rutas paraguayas, los cuales pese a ser antiguos, tienen un diseño mucho más moderno que los Peugeot, Renault, Fiat o Volkswagen que recorren hoy en día Argentina o Uruguay.




Tras varias horas de viaje, 4 o 5 dependiendo como se encuentre el camino, se llega a Caacupé, el principal santuario religioso de Paraguay. Desde esta localidad, comienza la entrada al área metropolitana de Asunción, una entrada caótica, ya que a unos 30 kilómetros de Asunción, de repente la carretera se convierte en calle y se comienza a entrar a una de las ciudades latinoamericanas menos conocidas por los viajeros.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!