viernes, 6 de abril de 2012

Una imagen muy fuerte



Como algunos asiduos visitantes de este blog han visto y notado, este es y  ha sido crítico del kirchnerismo en varios temas, como Malvinas o la tragedia de Once, pero recorriendo las calles de la ciudad, me encuentro con un mural ´pintado por la Campora en la calle Tres Arroyos, en Caballito. Este es la reproducción de una fotografía histórica, cuando el ex Presidente Kirchner ordena a los militares sacar el cuadro del ex Presidente de la Junta Militar, Jorge Rafael Videla, el cual colgaba en las paredes del Colegio Militar en Campo de Mayo. Sin duda, una imagen muy fuerte, el hecho de ordenar retirar el busto de un golpista, como lo era Videla, quien es el responsable directo e indirecto de miles de muertes de argentinos. Independiente del juicio que se tenga de Néstor Kirchner,  este tuvo la valentía de realizar este acto, el cual tal como dice el mural, marcó a un sector de la población que pensó que Kirchner era diferente a los anteriores habitantes de la Casa Rosada. La eliminación de la imagen de Videla, fue el fin de un ciclo en la historia Argentina, el de los militares como actores políticos.

Tengo que reconocer que este acto  de Kirchner en el Colegio Militar, es imposible en países como Chile, en los cuales, lamentablemente los militares poseen grandes cuotas de poder, tanto real como fáctico, ademas de tener sectores de la población como de la clase política que siguen justificando el accionar de la dictadura de Augusto Pinochet y de sus secuaces.

Por ello es tan difícil poder cuestionar al kirchnerismo, más allá de que cometa errores garrafales, ya que con el acto simbólico de retirar la imagen de Videla, ganó a un sector social y político que hasta ese momento había quedado fuera del juego político. Es este hecho y no las tasas chinas, que hacen que el gobierno de Néstor Kirchner  como el de Cristina Fernández hayan tenido el apoyo popular y electoral que han tenido hasta la fecha.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!