martes, 17 de abril de 2012

YPF





Tras la decisión de estatizar y nacionalizar el 51% de las acciones de YPF tomada por el gobierno argentino durante el día de ayer, se ha abierto una serie de preguntas e interrogantes que sólo el paso del tiempo dirán si fueron correctas o no. Más  allá de quien suscribe crea que el Estado debe ser dueño y explotador de los recursos naturales, eso sí al estilo Codelco o Petrobras, generando ganancias y no pérdidas al Estado, la duda que me asalta va por el lado de porque el Estado Argentino no pretende ni piensa aplicar el mismo criterio con las mineras como la Barrick que están haciendo mierda con las aguas cordilleranas de provincias como San Juan?  O por que no estatizar TBA, Metrovías, Telefónica, Telecom, Movistar y/u otras compañias que se han enriquecido a costa del pago de los argentinos como por los subsidios recibidos por  parte del Estado sin entregar a cambio un servicio digno de mención, por el contrario, servicios que pueden costar hasta la vida de inocentes como fue la Tragedia de Once, de la cual tiene directa responsabilidad los Cirigliano, los manejadores de TBA.

Ver a los de la Campora gritando como desaforados tras el anuncio del proyecto de ley por parte de la locutora que habla como Cristina me hizo pensar que esta estatización y expropiación de YPF ya parte mal. No es por ser agorero, pero colocar a un economista venido del mundo académico que no tiene idea del negocio petrolero y a un arquitecto que nunca ha hecho un edificio como De Vido a cargo de la principal petrolera de la Argentina, me anuncia con bombo y platillos que la expropiación de YPF será una repartija de capitalismo de amigos, con las consabidas coimas, arreglines y demases que siempre han rodeado a varios miembros de la clase política Argentina, tan cercana del lujo, el manotazo y el sobre con dinero y tan alejada de atender las necesidades de la sociedad.

Entiendo que para muchos argentinos, la expropiación de YPF es algo esperado y hasta deseado, ya que la vieja YPF era el símbolo del progreso y modernización de la Argentina durante el pasado siglo XX, una idea de país que a pesar de los diversos traspiés y crisis, sigue permaneciendo en el imaginario colectivo de la sociedad. Por ello espero que esta expropiación de YPF sea bien hecha, para que sirva a todos los que vivimos en la Argentina y no a unos cuantos como siempre.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!