sábado, 16 de junio de 2012

Fuera ingleses de Malvinas





Fuera ingleses de Malvinas. Un cuento de nunca acabar. Tal vez como extranjero, a veces me cuesta comprender por que se sigue insistiendo de varios sectores con un discurso machacante sobre Malvinas, ir como niño llorón a cualquier foro internacional a acusar al Reino Unido de ser los malos de la película, sin ser capaces de preguntarse si esta forma da resultados o es necesario asumir que habrá que dar vuelta la hoja y esperar que el tiempo siga su curso y esperar tiempos propicios.

Entiendo que una sociedad quiera reconciliarse con su pasado traumático, y vaya que la Argentina que lo tiene, pero en lo de Malvinas se corre el límite de justificar lo injustificable. El hecho de cambiar el feriado del 14 de junio al 2 de abril, es decir, es en el fondo decir que "reconocemos lo que hicieron Galtieri y cia.". Nunca debió invadirse las Islas. El hecho de "recordar" el 2 de abril se corre el riesgo de glorificar a los mismos que desaparecieron a miles, a los mismos que reprimían, asesinaban, lanzaban personas desde helicópteros, los mismos que mataban a las madres y se apropiaban de sus hijos. Estamos hablando de los mismos oficiales y jefes que torturaron y tuvieron las manos manchadas de sangre de argentinos, los mismos que con un vaso de whisky en la mano desembarcaron en las islas, los que fueron cobardes e incompetentes ante el enemigo.

¿Recordamos acaso cuando Galtieri salió a los balcones de la Rosada y los acarreados de siempre lo vociferaban, mientras dos o tres días antes, a quienes cuestionaban al Proceso, los cagaron a palos y balas de goma en la Plaza de Mayo? Una cosa es reivindicar,  otra cosa es obviar las barbaridades de los militares.

No soy nadie para decirle a la sociedad, no, no reivindiquen Malvinas, pero si soy alguien que puede decir, ojo con dar cabida a quienes justificaron la invasión sin pagar las consecuencias. Recordar sin olvidar, no tanto las piraterías de los británicos, sino las barbaridades de los Menendez y los Galtieri y la cobardía de los Astíz, valientes con las madres de Plaza de Mayo y cagón frente al enemigo.

2 comentarios:

  1. Que manera de mezclar todo en una bolsa. ignorancia al máximo...que tristeza que haya gente que piensa (?) asi
    Que tenes que opinar de los soldados?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ale:

      Los soldados, siemplemente fueron carne de cañon de los mismos que tomaban Whisky y que lanzaban a civiles desde los helicopteros. Nada mas que agregar.

      Eliminar

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!