sábado, 1 de septiembre de 2012

La Mujer de mi Padre y Coca Sarli

Afiche de La Mujer de Mi Padre




Una de las películas de Coca Sarli más malas, en términos técnicos como de trama, más allá de sus dos generosos atributos únicos en el cine argentino, es La Mujer de Mi Padre (1968). Filmada en las Cataratas del Iguazú, el filme plantea desde apenas comienza un triangulo amoroso entre Eva (Coca Sarli) , José (Armando Bo) y el hijo, Mario, (Victor Bo), el cual queda claro antes de los 10 minutos que hay una tensión sexual, ya que el padre como el hijo conocen a Eva, cabaretera de bar de mala muerte del lugar, aunque José es quien goza de los mayores privilegios con Eva.

Pero esta situación de facto no le quita a Eva jugar a la seductora con Mario con díalogos como "¿Tienes novia? ¿Es linda? ¿Es más linda que yo" pregunta Coca Sarli a un cada vez más caliente Victor Bo, lo cual no causa ninguna gracia a Armando Bo, encarando al hijo calenturiento donde conoció a Eva/Coca Sarli. En este punto La Mujer de Mi Padre hace un racconto en la historia, volviendo al momento donde Mario/Victor Bo conoce a Eva/Coca Sarli en plena acción, bailando. Pero digamos, los bailes y los movimientos de Coca Sarli, ya sea en la  La Mujer de Mi Padre como en cualquier película de la Venus de las Pampas, son la antitesis de la seducción y la lujuria, pero en el caso de esta película cualquier cosa con tetas volvería locos a los parroquianos dado la ausencia de mujeres en el bar (también en toda la película,  no hay mujeres).



Luego en La Mujer de Mi Padre se pueden ver ciertos diálogos de antología que dirán mucho de la visión que tenía Armando Bo de las mujeres y por ende, de la misma Coca Sarli

Armando Bo/José: La mujer es como la muerte, no es posible liberarse de ella.
Victor Bo/Mario: Claro, pero esa no es mujer para que te remiende la ropa

Luego en una pelea por los celos de José por Eva, esta frente a los golpes y agresiones del personaje de Armando Bo, le responde soberbia:

Soy libre, soy libre. Luego diría: Vivo de los hombres, de ustedes, del amor, para luego cerrar con Soy Puta y soy Feliz.

Pero tras la golpiza que le da José, Eva responde justificando "me has pegado por cariño"


Coca Sarli en afiche de La Mujer de mi Padre



Aunque La Mujer de Mi Padre pasaría a la inmortalidad no por estos diálogos, sino por  que Coca Sarli nada desnuda, mostrando los dos mas grandes atributos del cine argentino chapoteando en las aguas del Iguazú. Sin ir mas lejos, esta imagen de una Coca Sarli con atributos generosos, contrasta con el ideal de belleza que se manejaría décadas después con una Antonella Costa desnutrida  y huesuda como la que aparece haciendo de puta ocasional en "Hoy y Mañana" (2003), de pasar de la abundancia a la miseria, casi  haciendo un paralelo con la historia reciente.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!