jueves, 13 de septiembre de 2012

Mentiroso Mentiroso



En una época, donde los sonidos del Grunge se acallaban bajo la soberbia insolencia de los hermanos Gallagher y sus guitarras de clase obrera, donde los teléfonos móviles no abundaban ni existían las tablets y ni siquiera se pensaba que existiera Google o Facebook, aparece "Mentiroso, Mentiroso" (Liar, Liar, 1997) dirigida por Tom Shadyac y protagonizada por ese ladrón de los gestos de los dibujos animados de Tex Avery, Jim Carrey.

Mentiroso, Mentiroso trata de un abogado (Jim Carrey), un tipo tan patético como mentiroso compulsivo, divorciado, con un hijo que ve poco mal y nunca, que ha hecho del mentir un estilo de vida, pero esta forma de vida se ve alterada por un deseo de cumpleaños del hijo, quien pide que por un día su padre no deje de mentir, cumpliéndose el deseo y como consecuencia de esto, se desencadenan una serie de situaciones que ponen a prueba al abogado.

Mentiroso, Mentiroso es de esas películas que pasa el tiempo y aún saca risas, más allá de que Jim Carrey pueda ser insufrible para muchos (aunque ha demostrado ser un buen actor en The Truman Show). Tal vez, lo único cuestionable a Mentiroso, Mentiroso, es el hecho de que está teñida de lo políticamente correcto tan propio de los años noventa, donde el abogado sólo puede actuar bajo ciertos límites y el desenlace de la película cae en una ñoñez propia de esos años.

Si usted es amigo de las gesticulaciones varias de Jim Carrey, esta puede ser su película favorita, ya que Carrey se apropia de casi mas del 70% de la película, con su variopinta articulación de gestos, muecas, movimientos torpes y demases, que queramos o no, lo ha hecho ganar un nicho dentro de los cómicos que han salido de Hollywood en las últimas décadas. Pese a que personalmente prefiero Irene, yo y mi otro yo o Las Aventuras de Dick y Jane;  Mentiroso, Mentiroso, es de esas películas de Jim Carrey que se agradecen que sean pasadas en los viajes por autobús.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!