sábado, 29 de diciembre de 2012

La Burrerita de Ipacarai o la Coca Sarli inocente


Poster de la Burrerita de Ipacarai (notese que dice Ypacaraí , pero en los créditos del filme es Ipacarai)



Una de las películas que consolidaron la imagen de Coca Sarli como una verdadera bomba sexual fue "La Burrerita de Ipacarai" (Burrerita de Ypacarai). Este filme de 1962 filmado en Asunción, Paraguay tiene la particularidad de mostrar una Coca Sarli inocente, totalmente diferente de la come hombres de la Mujer de mi Padre o la insaciable de Fuego.  Tal vez, esta imagen de una Coca Sarli inocente y cándida pero a la vez con una lujuria contenida en su vestido rojo montada sobre un burro (nada sutil la analogía) que deja muy poco para la imaginación, el cual fue el gancho propuesto por Armando Bo para que la Sarli se convierta en la primera dama de la lujuria y la calentura de los hombres argentinos desde esta época hasta ahora.

También aparecen imágenes y situaciones que décadas mas tarde serían sinónimo de calentura masculina como la lucha en el barro entre "Isabel" (Coca Sarli) y una vieja por el burro en el mercado, con las tetas moviéndose en el aire, lo cual la clave calenturienta se confirma cuando son mojadas por el agua en el cuartel de la polícia ante la vista de los agentes. Pero no se trata de ser spoiler con "La Burrerita de Ipacarai" (o Yparacai), pero al menos mencionaremos el comienzo de la trama: Isabel (Coca Sarli) es una humilde campesina  que tiene a su padre enfermo y  un hermano chico chusma como el solo, que montada sobre un burro vende su mercadería en un mercado de Asunción. Un empresario del juego, Quiroga (Armando Bo) pone sus ojos en ella, comenzando un largo juego de seducción,  un clásico en las películas de la Coca Sarli, donde Bo hace de eterno enamorado que cae rendido ante las prodigiosas tetas de la Sarli. Todo este idilio paraguayo, se encuentra sonorizado por los eternos músicos de las películas de Armando Bo, Luis Alberto del Paraná y los Paraguayos, quienes le dan el toque romántico al filme.

Si quiere ver a la Coca Sarli en un estado casi pastoril, santurrona pero igualmente calenturienta, veala acá, la Burrerita de Ipacarai (Burrerita de Ipacarai) completa:




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!