lunes, 10 de diciembre de 2012

Lucro, acreditaciones y universidades





Con estupor me enterado que para variar, el lucro en Chile ha hecho estragos en esas tiendas que venden educación y que a la vez, regalan títulos autodenominanadas "Universidades Privadas". De hecho, no tendría que sorprenderme, ya que desde que se reafirmó el lucro en el sistema educativo chileno, la corrupción y la compra de las acreditaciones sería uno de los factores que iba a enturbiar el  ya degradado sistema educativo chileno.

El hecho de exista un sistema universitario donde proliferan una amplia gama de  universidades e institutos de formación profesional que ofrecen "carreras para todos", eso sí, pagando tu cuota que supera los 250 dólares mensuales (ojo, esto también es válido para las instituciones dependientes de facto del Estado de Chile que cobran hasta las pisadas) o por el contrario, endeudándose hasta el infinito y más allá. Con lo de la compra de las acreditaciones hecha por varias universidades ¿quien me dice que no sea una práctica común de todo el sistema estudiantil chileno? No sería raro que muchas de las empingorotadas instituciones de educación superior privadas, semipúblicas como las universidades católicas o de manejo estatal hayan comprado sus acreditaciones. El hecho de que el lucro y la mayor cantidad de estudiantes que paguen sean el verdadero motor del sistema educativo chileno (uno de los más malos de América y de la OCDE)  y no la búsqueda del conocimiento y la universalidad del mismo, hace que este tipo de conductas sea casi una consecuencia lógica de la existencia del lucro.

Esto me hace dudar profundamente tanto de la calidad de los académicos (que por mantener sus pingües salarios se hacen los weones) como de las universidades que se prestan a comprar sus acreditaciones. Esto lleva a preguntarse ¿Que tipos están formando en las universidades regidas por el mercado? ¿que clase de profesional está saliendo de las universidades chilenas? Esto es un daño casi irreparable a la imagen del sistema universitario chileno, el cual sólo tiene  una salida, la liquidación de buena parte de las universidades privadas y que queden unas 2 o 3 y el resto sea educación estatal.  Me dirán estatista, quedaste en el pasado o similares, pero un sistema universitario como el chileno donde la gente  no va a estudiar sino que compra educación, no da para más, tanto por el hecho de esa indignidad de comprar educación en un país con un sueldo promedio de 390,000 pesos chilenos (812 dólares diciembre de 2012)  . Pero para muchos, es más cómodo el estatus quo y el "no hagamos nada" pero mas pronto que tarde, algo habrá que hacer, ya que las universidades chilenas regidas por el lucro se están cayendo a pedazos.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!