sábado, 5 de enero de 2013

Cisne Negro

El Cisne Negro

Cada cierto tiempo la televisión por cable entrega una que otra joyita para ver. Esta vez fue "Cisne Negro" (Black Swan), película dirigida por Darren Aronofsky, el mismo de El Luchador. Pese a estar ambientado en el mundo del ballet, tanto en Cisne Negro como El Luchador, están emparentadas, dado que entran en el mundo de la miseria humana. Tanto en El Luchador como en Cisne Negro, Aronofsky decide usar su capacidad de filmar para mostrar el desplome del ser humano, en el caso del Luchador, con el desplome físico y emocional del luchador, mientras que en el Cisne Negro, muestra a una bailarina de ballet, Natalie Portman, acosada por su entorno pero también por su mente para poder ser una primera bailarina. Este proceso es filmado con maestría por Aronofsky, mostrando un proceso psíquico  y físico violento que sufre la bailarina durante buena parte del filme.




Cualquiera que haya visto  El Luchador, podrá ver el proceso de degradación total  que sufre la bailarina, el cual muestra un mundo del ballet totalmente sórdido, lujurioso y amoral (con tal de conseguir el puesto de primera bailarina, son capaces de hacer cualquier cosa, hasta en los sueños) dejando al entorno del Luchador casi como hermanitas de la caridad unidos por códigos. Pero si a este coctel propuesto por Aronofsky le sumamos el entorno familiar y mental de la bailarina, conseguimos un filme realmente perturbador, inquietante y que revela hasta donde puede llegar la podredumbre humana.


Recomendación: Si la puede ver con subtitulos, véala en su idioma original, ya que la traducción al español latinoamericano es lamentable, ya que el doblaje mexicano es nefasto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!