viernes, 26 de abril de 2013

Restoranes de Barrio: Pizzeria Pirilo

Por esas cosas, tuve que hacer unos trámites por el turístico barrio de San Telmo, y uste sabe, los trámites siempre dan hambre. Ya de vuelta a casa, caminando por la camaleónica calle Defensa, me encontré con una pizzeria tradicional: Pizzería Pirilo. Entras y te encuentras con la máquina del tiempo: banderines y posters de San Telmo, junto con botellas del vino Justicialista (un vino dedicado a Perón y Evita, sólo para peronistas de la vieja guardia) junto con imágenes del pasado, en otras palabras, una pizzeria de la nostalgia, de tiempos ya idos para los dueños de la pizzeria,  como también para el club San Telmo y la Argentina.

Una porción de muzza en Pizzería Pirilo
No esperes mesas ni sillas, puesto que la Pizzería Pirilo es sólo para comer parado como las pizzerias populares de antaño, viendo el comensal las grandes bandejas pizzeras con grandes pizzas y fainás, las que abundaban hasta hace algunos años en Buenos Aires. Hoy verlas grandes y llenas, es casi un anacronismo, una pieza del pasado, pero tal vez, está el encanto de ir a comer  parado a la pizzería Pirilo.

En relación a lo que nos concierne, la comida, probé 3 porciones de muzza. Son diferentes a las de Guerrin o las del Trebol, pero merecen ser probadas. Son mucho más gruesas que las de cadena (ahí cerca por la misma Defensa hay una sucursal de La Continental) y tienen más queso. Si me preguntan, me gustaron, son buenas, pero tienen el valor agregado de estar en una capsula de un pasado mejor que debe llevar a comer a varios, quienes buscan el sabor de la nostalgia.

¿El público? Heterogéneo, desde los ya clásicos compadritos de barrio, borrachitos, vagabundos, laburantes, estudiantes de arte y cine, además de turistas


Ubicación: Defensa 821, San Telmo

Precios de Pizzería Pirilo (abril de 2013...actualizados por inflación)

Fainá: 5 pesos

Muzza (porción) y fugazza: 7 pesos

Gaseosas (botella chica) 11 pesos

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!