viernes, 17 de mayo de 2013

Videla, derechos humanos y su cumplimiento

ahora están los dos juntos en el infierno

Jorge Rafael Videla uno de los principales responsables de la muerte de miles de argentinos,  ha muerto en la prisión de Marcos Paz, en tal vez, uno de los actos de recta justicia esperados por varios que perdieron a sus familiares en los años más negros de la historia Argentina y de América Latina. Me imagino que muchos posteos y páginas hablarán de la negra herencia de Videla y del Proceso de Reorganización Nacional, pero lo realmente importante en esto es dejar en claro que aunque se muera gente como Videla, Pinochet u otros de la misma calaña, hay que asumir que falta mucho en nuestra región para cumplir con los derechos humanos, tal como se entienden en la declaración universal de derechos humanos de las Naciones Unidas. Hay que dejar claro que cuando hablamos de derechos humanos, no sólo hablamos de detenidos desaparecidos (negra herencia de los régimenes militares) sino de toda una serie de derechos que muchos de los  actuales gobiernos democráticos no cumplen a raja tabla

Pensemos en algunos artículos tomados al azar:

Art 1. "Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros". Lamentablemente hasta el día de hoy, unos nacen más iguales que otros, con accesos bastante diferenciados a la salud, educación, vivienda, más allá que nuestras constituciones sean verdaderas guardianas -en el papel- de ellos.

Art 4. . Nadie estará sometido a esclavitud ni a servidumbre, la esclavitud y la trata de esclavos están prohibidas en todas sus formas. Cuando leo esto,  ni siquiera pienso en los tipos que en Bangladesh o India laboran por unas míseras monedas para hacernos la ropa, sólo pienso en los talleres clandestinos  donde "trabajan" cuasi esclavos varios cientos de obreros peruanos y bolivianos y se encuentran en diversos barrios de Buenos Aires, en las empleadas de las maquilas que viajan desde sus pueblos en Veracruz o Oaxaca en México para ganar una mugre de dinero en Ciudad Juárez para morir como ratas por que su vida no vale nada o en los miles de brasileños que están en verdadero régimen de esclavitud pese a que ella fue derogada en 1888 con la Ley Aurea.

Art. 5 Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes. Pese a que en la mayoría de nuestros países hay estado de derecho, muy a pesar de Videla y Pinochet, no es infrecuente leer sobre atropellos, violaciones de derechos civiles o incluso "muertes sospechosas" en cuarteles de policía de gobiernos democráticos. Pienso en las mujeres violadas tras la represión en Atenco o las muertos por la represión por parte del Ejército en México o los torturados en cuarteles policiales en Argentina o Chile (y no precisamente en dictadura) o en la destrucción sistemática que ocurrió a cargo de Ríos Montt en Guatemala o en la incapacidad de los gobiernos democráticos en impedir la violencia privatizada del narco, la cual usa muy bien los métodos aprendidos de las dictaduras militares para eliminar gente.

Art. 22 Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad.  mmmm, si esto se ejerciera realmente y muchos de estos recursos no se perdieran en una absurda burocracia o una corrupción que puede llegar hasta el descaro...otro gallo nos cantaría

Como podemos ver, aunque se hayan ido Videla, Pinochet u otros abyectos de la misma calaña, se siguen violando toda clase de derechos humanos, muchas veces a vista y paciencia de nosotros. Independiente de donde vivamos o en que bando militemos, tenemos el derecho de exigir de que se cumplan estos derechos...si no, no tiene sentido nada de lo que han pasado nuestros países y será en el fondo, el triunfo de gente como Videla, el triunfo de la impunidad

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!