jueves, 27 de junio de 2013

Agoreros

agoreros
Siempre abundan los agoreros, quienes se aprovechan de la desgracia ajena o transmiten el desastre con el fin de ganar pingües ganancias. Toda clase de  medíos escritos, periodistas, empresas, políticos e incluso los vecinos de la esquina viven metiendo susto a los demás.  Soy originario de un país donde los profetas de la desgracia salen debajo de las piedras, así que no me tendría que asustar con ello, pero ahora resido en un lugar del mundo donde esto se ha convertido en un verdadero arte para apuntalar negocios que lucran con el miedo de la gente.  Esta clase de agoreros modernos (que no son los mismos que abundan en las radios o en algunos canales de televisión, ya que estos lo hacen a sueldo), han generado todo un curro con el cataclismo, ya sea del mundo o de la Argentina, aprovechándose del temor de perder su patrimonio. Estos verdaderos profetas del desastre usufructúan, sin duda, del temor clase mediero de quedar en la calle, de perder los dólares o pesos que tienen escondido en el colchón.

Yo no digo que no hagan sus negocios, todos buscamos como ganarnos la vida y llegar con algo de dinero a fin de mes, pero que no logren sus ganancias a costa del temor de la clase media en volverse pobre. A estos chantas, hay que desenmascarar sus acciones y mostrarlos como lo que son: Agoreros, nada más.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!