lunes, 23 de diciembre de 2013

El Viaje (Pino Solanas, 1992)

"El Viaje", Pino Solanas, 1992, ( Más Oportunidades)


















Hace tiempo que no me sentaba a ver una película latinoamericana en televisión y el viernes recién pasado me tocó ver en el subutilizado Incaa TV un filme del anterior  cineasta y hoy senador, Fernando "Pino" Solanas", llamado "El Viaje". Sin ser spoiler (aunque pasaron más de 20 años del estreno, nunca hay que contar toda la película), la trama trata de un joven que deja su casa en el sur argentino por ir en búsqueda de su padre y para eso recorre Latinoamérica, encontrando además las huellas abiertas de la explotación y la injusticia por los lugares que pasa, los cuales hacen madurar al joven en su recorrido. Pese a que sabía que Solanas era un director político y algo polémico, lo que vi durante los más de 140 minutos de duración del filme, es una serie de lugares comunes en el cine argentino de raíz política (como también en el discurso de cierta clase media intelectual) como lo son la deuda externa,  la crisis permanente de nuestros países latinoamericanos, la explotación del pueblo por una malvada burguesía transnacional, la existencia de una clase política corrupta funcional a los intereses del capital y la necesidad de liberar la Argentina y América Latina de la deuda y de la explotación, todas banderas de lucha que pueden ser legítimas, pero que en el filme de Pino Solanas, son expresadas de una manera tan cercana a la caricatura y al pasquín que le quitan gran parte del valor político que pueda tener un filme como "El Viaje" de Pino Solanas, dejándolo como una obra con pretensiones pero nada más que eso.

Sí, hay situaciones bizarras en el filme que pueden hacerte sacar más de una carcajada, pero no más que eso. Si te sientas friamente en analizar "El Viaje", esta es una obra que no alcanza a ser cine político, sino que es una suma de gags más propios de un capítulo de Cha, Cha, Cha  (no más faltó que apareciera Juan Carlos Batman con el bombo tocando la marcha peronista en la convención de Batmanes del Mercosur) que de una película de cine politico como las de Littin, Costa Gabras o Ken Loach (que, sí, son palabras mayores sobretodo Loach). No va a faltar quien lea esto y me considere alguien vendido al imperialismo yanki y/o/u similares, pero dejémonos de joder...."El Viaje" de Pino Solanas, y que me perdone el actual Senador Solanas es con suerte  una road movie latinoamericana, nada más que eso y que demuestra que el cine político por estos lados sigue estando más cerca del panfleto que de otra cosa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!