sábado, 21 de junio de 2014

Cafés de Barrio: La Giralda

La Giralda
Ubicado en pleno corazón de los teatros y librerías de la calle Corrientes, La Giralda, es una especie de refugio de la vorágine que lo rodea. Hace varios años que lo conozco y la primera vez que entré en el  fue en el ya lejano año 2000, durante mi primera visita a Buenos Aires y  me sentí en una especie de máquina del tiempo, azulejos blancos como paredes, mobiliario que ha visto pasar innumerables conversaciones, maquinaciones, esperanzas, divagaciones, tiempos muertos y lecturas de toda clase y una clientela variopinta: abogados, estudiantes, intelectuales y turistas, que le da un toque único. Tras idas y venidas a esta ciudad, siempre me hacía el tiempo para tomar un café en La Giralda, ya sea para atar de reflotar relaciones perdidas, tomar una cerveza con amigos en una vuelta por la ciudad, hacer tiempo o simplemente leer el diario o un libro. 

La Giralda: pausa antes de volver a la vorágine
Pero desde que vivo en Buenos Aires, pasó mucho tiempo sin que me diera una vuelta por acá, hasta hace unos días, cuando tuve que ir a hacer unos trámites en el microcentro porteño y cuando caminaba viendo las librerías, pasé a tomar un café a La Giralda para capear algo el frío.  Es en esta visita a La Giralda, que le pude encontrar el sentido a que este café pueda mantener, pese a los años, un aire retro, ya que es lo que le da su toque de distinción con respecto a los otros. Muchos vienen por sus churros con chocolate (especialidad de la casa), otros para conversar un café o una cervezas y los demás para hacer una pausa o desconectarse un rato del mundo de afuera.

Si quieres entender algo de la psicología de los habitantes de esta ciudad, siempre es bueno que se den  una vuelta por alguno de sus cafés y La Giralda es una excelente alternativa

¿Donde queda?

La Giralda se encuentra en Corrientes 1451, San Nicolás, a pasos de la estación Uruguay del subte (línea B) a una cuadra de Güerrin


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!