lunes, 9 de junio de 2014

El Tom y Jerry soviético: Nu, pogodi!

El Tom y Jerry soviético: Nu, pogodi! (fuente: 02varvara.wordpress.com)

Hace pocos días me acordaba de que un tío mio, que actualmente vive en el sur chileno, que me comentaba siempre de unos dibujos animados soviéticos que, para el, eran mucho mejores que los estadounidenses o japoneses que moldearon mi  infancia occidental periférica. Siempre me quedé con esa duda de las animaciones de la URSS y hasta que un  buen día, surfeando por la red, logré dar con ellas, aunque eso sí, no son tan diferentes a las estadounidenses, ya que podríamos decir que son el Tom y Jerry soviético. Estas versiones con hoz y martillo de las aventuras del gato y el ratón, se llaman Nu, pogodi! (Ну, погоди! en ruso) que podría traducirse, como "bien, me puedes esperar".

Nu, pogodi!  nació a fines de la década de los 60 (más de 25 años después de Tom y Jerry) y a simple vista es un producto típicamente soviético: es decir, una animación simple, sencilla y de consumo masivo, soviéticamente funcional como los autos Lada o los sputniks.  Los personajes en esta animación soviética son un lobo, abyecto y chanta y un conejo burguesin y correcto, los equivalentes soviéticos al gato Tom y al raton Jerry, donde el lobo quiere atrapar al conejo, supuestamente para faenarlo, pero para tan mala suerte del Lobo, siempre le sale mal todo, junto con una música más cercana a la clásica que a las big band orquestas de los dibujos de la primera etapa del gato y ratón estadounidense. Pero al  igual que  Tom y Jerry, en Nu, Pogodi! el Lobo y el Conejo apenas hablan, lo cual facilita seguir la historia sin tener que ser ruso hablante

Esta animación de humor blanco que es el soviético Nu, pogodi!  se diferencia notablemente de las animaciones norcoreanas, no tiene una bandera ideológicamente directa ni crea en su público el odio al enemigo imperialista ni tiene un sentimiento patriótico, ni siquiera soviético o proletario, algo muy común en muchos dibujos animados hechos en la URSS. Menos violenta que su predecesor estadounidense, en los capítulos emitidos en la era soviética muestran por encima a una sociedad sencilla, sin grandes lujos pero sin grandes contradicciones sociales,es una alegoría al paraíso de los trabajadores, pero sin apelar a Lenin ni Marx en las historias, lo cual la hace digerible al mismo nivel que las animaciones estadounidenses.

En conclusión, si se es amigo de la animación y  quieres ver una historia de humor blanco más cercana al primer Tom y Jerry proveniente del otro lado de la otrora cortina de hierro, puedes ver Nu, pogodi! sin mayor problema.

¿Curiosidad por ver el Tom y Jerry con hoz y martillo? acá hay  un capítulo de Nu, pogodi! en este enlace de Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=3uKgNjRHVos

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!