lunes, 7 de julio de 2014

Cuando se es inquilino en un departamento: Capítulo de Hoy....las cosas avanzan lentamente pero avanzan

Las cosas avanzan lentamente pero avanzan
En el último posteo de esta saga habíamos quedado en la construcción de al menos 2 líneas nuevas de subte (metro) dentro del departamento que alquilo (arriendo). Desde acá a la fecha han pasado algunas cosas:

"Oscar" y sus Plomeros quisieron venir cuando se les daba la gana, lo que hizo que hace 10 días  los echara  del edificio, ya que ese día tenía que salir si o si (iba a una reunión en la Facultad) y no iba a estar sentado todo el día mientras los lindos vienen cuando se les canta...No, basta, es suficiente, me dije...Tengo que reconocer que Oscar me cae como las pelotas, su poca seriedad, su paso impune, su actitud me tenía reventado y todo lo que pensaba del tipo, me desahogue y si, fue liberador, le dije sus buenas verdades y bueno, eso te deja alterado, es cierto, pero al menos le dije lo que pensaba....si fuera por mi, no lo dejaba entrar más, pero como lo pagaba el consorcio, ya está bien, y también tenía que pensar en el techo hecho mierda de Javier, quien es el que más ha perdido con todo esto. La situación anterior, la expulsión de Oscar y sus Plomeros del edificio, llevó a que nos reuniéramos al poco rato la encargada del consorcio que administra el edificio, el dueño del departamento al cual llamaremos Tor y quien escribe, los que firmamos un acuerdo de 3 fechas (lunes y miércoles por lo general) para que hicieran las obras que faltaran dentro de un horario definido (9 a 14 horas). Pero como suele pasar por acá, el acuerdo tampoco ha sido muy respetado en general (el miércoles pasado llegaron casi 2 horas después) , lo que motivó que Tor se indignara y llamara como loco a la administradora del consorcio, la que apretó a los plomeros para que se dignara a aparecerse. Como al mediodía, Tor vino al departamento a ver como estaban "trabajando" los plomeros y "Oscar" le dijo una serie de cosas que necesitaba para volver a colocar (una ducha y azulejos varios) entregando un presupuesto algo elevado en estos tiempos devaluatorios. Tor, como buen comerciante (es dueño de una tienda de celulares y algo contrabandista) quiso aprovechar al máximo lo existente, mientras que el plomero quería comprar todo nuevo....al final, Tor compro todo nuevo, pero luego, al dejarlo en la puerta del edificio, el tipo se quejaba amargamente de gastar dinero, cual Manolito de Mafalda...pero convengamos, la ducha estaba hecha mierda, el caño (cañería) estaba hecha mierda y más encima, perdía agua...además duró casi 20 años y evidentemente había que cambiarlo y eso no había que darle tanta vuelta.

Ahora es lunes y al menos ya no están haciendo nuevas estaciones del subte, sino que el baño está comenzando a parecer baño y la cocina....bueno, eso va más lento y habrá ver como sigue.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!