lunes, 11 de agosto de 2014

Cuando se es inquilino en un departamento: los arreglos que nunca quedan

los arreglos que nunca quedan
Hace algún tiempo, pensaba que esta serie  de posteos "Cuando se es inquilino en un departamento" había quedado en el folclórico pasado del blog, pero al parecer en estos días de agosto han vuelto con fuerza. ¿En que habíamos quedado? lo del piso y el baño, con suerte ya están (faltan 2 baldosas locas), tras mes y medio de idas y vuelta de Mora (plomero)  y sus amigos, pero ahora  llegando de hacer unos trámites, me encuentro con que el techo de la cocina (que ya estaba hecho mierda por las filtraciones del 3er piso) comenzó nuevamente a tener goteras, tal como las tenía el vecino del piso bajo el mío.....o sea, vuelta a lo mismo, arreglos que nunca quedan y que una y otra vez, deben de volver a revisarlos y repararlos (al parecer con alambre)....y pensar que querían comenzar a pintar más pronto que tarde.....sin comentarios

¿Que hago en estos casos?  Aparte de echar unas puteadas por la chantez de los que suponen deben arreglar bien....hago lo de siempre, llamar a la administradora del consorcio como también  al dueño del departamento, con el fin de literalmente romper las pelotas con el fin de que puedan ver y constatar el problema para que lo solucionen de una vez...cosa que prometieron comenzar a ver en las próximas horas ¿Pero que significa esto? Que tendré que ver nuevamente la cara de Mora y sus amigos dando vueltas por el departamento para que "supuestamente" arreglen esto y así será una y otra vez hasta que nos vayamos de este edificio....por que dudo de que esto mejore, pero bueee, habrá que armarse de paciencia hasta el infinito y más allá, cual Buzz Lightyear.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!