viernes, 7 de noviembre de 2014

México: Y ahora ya no basta con rezar (ni...marchar)


El rostro de la impunidad (Fuente El Pais/Reuters)El 
Este posteo es la continuación de otro anterior que puedes leer acá

Lo Último (1/12/2014): Tips de seguridad en marchas y manifestaciones para extranjeros en México, más info acá


Al parecer se confirmó la peor de nuestras sospechas sobre lo sucedido en México: a los 43 estudiantes los mataron. Tras más de un mes sin reconocerlo, el gobierno mexicano a través de su vocero, reconoció algo que ya buena parte del mundo tenía asumido, que los estudiantes fueron asesinados vilmente. Acá da lo mismo si fueron agentes del Estado o narcos, se violaron los derechos humanos de 43 personas, se les arrestó ilegalmente y finalmente, se les quitó la vida sin mayor miramientos. Sin dudarlo, el mayor responsable, por acción y omisión es el Gobierno de México, que permite que cualquiera haga lo que quiera, que se violen descaradamente los derechos humanos, que exista una clara impunidad no sólo por los hechos ocurridos con los 43 ejecutados en Ayotnizapa,  sino que en una larga seguidilla de violaciones y asesinatos por parte  de agentes estatales (ejército y fuerzas policiales) amparados en sus uniformes y en el poder casi sin contrapesos que se les dio desde el lanzamiento de la guerra contra el narco por parte del gobierno de Felipe Calderón. Esto provocó una espiral de violencia que ha cruzado México desde hace tiempo, y como he dicho más de una vez, de manera real y virtual, una buena parte de la sociedad prefiere mirar hacia el otro lado, como si las cosas ocurrieran en Rwanda o Vietnam. Es un sentimiento de negación de la realidad horrendo, que se aplaca  por parte de la clase media (sobretodo el segmento más educado y clasemediero) marchando, prendiendo veladoras (velas) y siendo críticos de café, pero cuando llega el momento de la verdad, tienen miedo de afrontar la crítica frontal y asumir que el estado de cosas NO puede seguir tal como está.

Por ello, creo que ahora ya no basta con rezar ni marchar. Ha llegado el tiempo de otras cosas. Ojo, no digo que vayan a la lucha armada ni mucho menos, pero es cierta una cosa, se ha llegado a un nivel insostenible. Si no hay justicia clara y los verdaderos responsables de velar por la seguridad de los mexicanos (secretario de Gobernación, servicios de inteligencia y fuerzas federales) no renuncian por un ápice de dignidad a sus cargos, los mexicanos deben de dejar la digna rabia y que esta sea un algo que no avergüence  a los insurgentes de 1810 ni a los revolucionarios de 1910....No basta con marchar sino comenzar a pensar en como crear una nueva sociedad más justa y buena para todos. Pero eso sí, se tendrá que pelear por ella en todos los frentes, ya que esta no será una concesión sino que una conquista larga y dolorosa por momentos, pero será la única manera en que los mexicanos podrán mirarse en el espejo sin vergüenza ni temor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!