lunes, 12 de enero de 2015

Las escaleras no siempre nos llevan al progreso

Las escaleras no siempre nos llevan al progreso
Una idea positivista que se me inculcó por décadas de una u otra manera, es el hecho de que el progreso es una larga y gran escalera que nos llevaría a un estado de desarrollo final de la humanidad. La vetusta educación humanista basada en el Positivismo y la Ilustración, aunada a  toda clase de utopías, como la democrática liberal, la marxista (en sus versiones leninista, china y cubana) e incluso sus desvaríos  totalitarios como el norcoreano, plantean que el conocimiento, el desarrollo económico y de rebote, el social, nos llevaría a una etapa de desarrollo final, ya sea el Nirvana, la Sociedad Sin Clases que prometía el primo de Groucho o el más que cacareado Desarrollo planteado ya sea por los desarrollistas, cepalianos y neoliberales....Pero a lo largo de la vida tras salir del colegio, uno se da cuenta que las escalera del progreso es algo más parecido a una linda historia, como la de  Santa Claus (Papa Noel o Viejito Pascuero)  en Navidad, ya que el camino, pese a todo, para nada es lineal y muchas veces, al sur del Río Grande, esta escalera da más vueltas de las necesarias y si leemos nuestra historia latinoamericana (incluso por encima), nos daremos cuenta que hemos avanzado más para atrás que para adelante.

No digo que caigamos en un amargo conformismo, pero por favor, si escuchas nuevamente historias de progreso ilimitado, justicia social para todos o la neoliberal tesis del chorreo....no hay que creerlas ni siquiera en un 10%, son sólo como el infierno: empedrado de buenas intenciones.  Y como siempre caemos en la pregunta de Lenin:  ¿Que hacer? Lamentarnos y quejarnos solamente, las pelotas. Olvídalo, esa nunca será ni debe ser opción. Es cierto, a veces nos quedamos latamente en la queja plañidera, pero a la postre es sólo desperdiciar ganas y fuerzas.

¿Que nos queda? Camino propio y de acuerdo a tu coyuntura....las recetas no sirven y como dice la letra de una canción: "a la gilada ni cabida" y olvídate de las escaleritas de una buena vez


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!