sábado, 28 de marzo de 2015

Racismo en Chile y migrantes: seguimos mirando para el otro lado

Control de Carabineros a bus llegado de Tacna (marzo 2015)


Una de las cosas más desagradables que me tocó observar en mis vacaciones por Ecuador, Perú y Chile, es el racismo que se viene dando de manera ya no aislada, sino reiterada por parte de los agentes del estado chileno a  los inmigrantes latinoamericanos (peruanos, ecuatorianos, bolivianos, dominicanos y colombianos), los cuales no sólo se les aplica la ley, sino por el hecho de ser inmigrantes son maltratados y sus quejas, son desconocidas e invisibilizadas tanto por los agentes estatales como los privados que los contratan y subcontratan, convirtiéndose en el creciente lado B del chilean way. Esto no es para nada algo que se me ocurre escribir al voleo, ya que en los días que estuve en las ciudades de Arica o Iquique me tocó verlo no sólo una vez, sino que varias veces.

Esto queda claro cuando se cruza la frontera en la línea de la Concordia (límite con Perú), en el control fronterizo de Chacalluta, la entrada a Chile, y para quien no es chileno (sobretodo si se es peruano, colombiano o ecuatoriano) puede ser el fin del "chilean dream", ya sea por deportación o por un trato que raya en lo humillante. Quien logra pasar Chacalluta, se debe si o sí, llegar a Arica, donde puede haber un control de Carabineros en el Terminal Internacional de buses que limita en lo autoritario o simplemente, como nos tocó ver como consecuencia del mal servicio de una empresa de buses ( para entender el contexto de la historia ver este link donde también se menciona una atroz precariedad laboral de los inmigrantes), las quejas de unos inmigrantes colombianos (tenían que viajar a Copiapó) eran literalmente desconocidas por la Sargento de Carabineros presente en el Rodoviario de Arica. Mi mujer que es argentina, también se le acercó a la sargento a comentarle lo sucedido, pero nada, absolutamente nada, no hacía caso ni por asomo ¿Sólo por ser extranjeros?.

Hasta este momento, quien escribe sólo aportaba marginalmente en el reclamo, pero al ver que no les daba pelota,  me acerco a hablar con la sargento de manera calmada (algo me sirvió ser ahijado de un Sargento 1ro de Carabineros)  y al escuchar mi acento chileno clase mediero de la zona central, recién comenzó la suboficial a hacernos caso y moverse para atender nuestra queja. Conclusión, si eres inmigrante pobre, la policía chilena (Carabineros o la PDI) no hace mucho caso, sólo si los que se quejan o hacen la denuncia son chilenos con"cara de chilenos" (lo que algunos llamarían portación de rostro), recién hacen el amague de mover el culito, pero nada más,

El otro caso evidente fue en el control aduanero ubicado en el  río Loa, donde se controla a los que salen de Iquique en bus. En teoría este control es para ver que no se excede lo comprado en la Zona Franca de Iquique, pero en la práctica es para buscar personas con antecedentes penales, revisión de portación de drogas y búsqueda de personas indocumentadas. Como todo control que se hace en el norte, en teoría se revisan los bolsos....pero a ¿¿¿quienes se les quitó todo del bolso??? a los que tenían cara de peruanos o bolivianos, no a los que llevábamos mochilas ¿¿¿acaso tenían más cara de infractores de la ley que los chilenos??? ¿¿¿O el hecho de ser chileno te exime de los controles??? Cuando uno vive en Chile, se ve como parte del paisaje, no le da mayor interés, pero en el caso de quien escribe...los que me conocen saben que vivo hace muchos años fuera del país.....y evidentemente, hoy el establishment vende la imagen de Chile cómo un país moderno, donde la ley se cumple y donde no hay corrupción en la clase política (jajajajaja)....pero la ley y la preocupación de la misma depende más del color de la piel y el acento.

¿Si no es racismo, que es? Y se supone que en Chile gobierna una coalición socialdemócrata....ay mamita la que nos espera si gobernaran nuevamente los discípulos de Pinochet y el Mamo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!