sábado, 14 de noviembre de 2015

Los atentados de Paris y el doble estándar de Occidente


Mapa del mundo trágico (cinismoilustrado.com)


Sin duda, nos hemos horrorizado con los salvajes atentados realizados por el ISIS en la noche del viernes 13 de noviembre en París, los que han matado por lo menos a unas 132 personas. Cualquiera persona de bien se escandalizaría frente a estos hechos. Pero es en estos momentos, aunque les pese a muchos, es donde surge la doble moral que ha alimentado Occidente desde hace un tiempo a esta fecha.  Nos horrorizamos, ponemos hashtags alusivos en Twitter, nos colocamos en nuestros perfiles de Facebook la bandera francesa o la del país occidental de turno pero ¿por que no hicimos lo mismo cuando hace unos pocos días mataron a varías decenas en un  par de autobombas en Beirut, cuando murieron más de 70 personas cuando un loco se hizo volar en medio de una manifestación de izquierda en Ankara o los cientos de ahogados en el Mediterráneo? Me vuelvo a preguntar ¿Acaso los muertos parisinos tienen más valor que los que mueren en el cercano oriente o los son asesinados bajo la impunidad del estado como es el caso de los 43 estudiantes de Ayotnizapa  en México que lleva más de un 1 año sin esclarecerse o los que mueren en buena parte de América Latina por un Estado Ausente?

Lamentablemente pareciera que sí, que al igual que lo sucedió con la masacre en la revista Charlie Hebdo en esto también entra a jugar la aún vigente división colonial del mundo donde los muertos por el terrorismo en Europa o los Estados Unidos son un tema global pero los muertos en Líbano, Turquía o México valen igual que nada. Otro gran silencio que tenemos....es lo que sucede con Palestina. Los que me conocen saben lo que pienso sobre Palestina y las atrocidades cometidas por el aparato militar israelí sin que haya una condena firme del mundo.  Ninguna muerte  realizada por el terrorismo es de primera o segunda clase. No digo que los asesinados en París no importen, sino que todos los muertos por la violencia, ya sea a manos de fanáticos religiosos o políticos, paramilitares o paraestatales no puede ser callada nunca más, más allá de donde sea. Es el momento de denunciar con todo lo que tenemos sobre que lo que sucede, no sólo en las adoquinadas calles de París sino que también en el resto del mundo.

                                             ¿Y que piensa, amigo/amiga lector?

1 comentario:

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!