sábado, 26 de marzo de 2016

Y después de Bruselas que???



Nota: es cierto, han ocurrido cosas peores despues de haber subido este posteo como la carnicería de Niza del 14 de Julio de 2016 o los atentados en el aeropuerto Ataturk de Estambuel, pero en el fondo este representa el repudio a todos los actos de terrorismo inspirados en la fe


Esta semana nos hemos encontrado de nuevo con un nuevo atentado suicida de miembros del Estado Islámico (Daesh o Isis) en Europa, esta vez en Bruselas, con al menos unos 30 muertos y 200 heridos. Más allá de lo repudiable por el accionar sanguinario de estos desviados de las enseñanzas de Mahoma, es la hora que nos preguntemos ¿¿que es lo que viene ahora?? al parecer una historia conocida: más allanamientos de la policía en los suburbios musulmanes de Bruselas, un virtual estado de sitio y la reanudación de los ataques de la fuerza aérea belga a las bases del Isis en Siria con el fin de castigar al Estado Islámico en su territorio. En otras palabras, vamos haciéndonos la idea que tendremos que asumir  el hecho que para defender la "democracia" frente a extremistas de cualquier color, sean islamistas radicales o de cualquier clase, será necesario recortar de manera importante las libertades civiles, como el espionaje a conversaciones en teléfono y whatsapp, blogs y emails, una limitación importante a la libertad de expresión -para defensa de la libertad le dicen- y abusos policiales apenas disimulados y una retórica de lucha al terrorismo que linda con el racismo tanto en Europa como en esta parte del mundo.

 Aplicar esta receta a raja tabla sin tomar en cuenta las complejidades sociales de cada escenario, es sólo reconocer el enorme fracaso tanto de la sociedad occidental como de los sistemas democráticos en atender a las diversas sensibilidades que afloran cada vez con más fuerza en las sociedades occidentales, ya sean las europeas o las periféricas como son las sudamericanas (tal como el Estado Chileno frente a las demandas mapuches, donde aplica una fuerte represión  policial apenas mencionada en la mass media local e ignorada por la mayoría).

El mayor miedo es que esta clase de atentados, como los de París en el 2015 o el actual en Bruselas, han abierto la caja de pandora del recorte de las libertades, tan querida por las diversas derechas (desde el delirante Trump en los Estados Unidos, los ultraderechistas en Austria y Hungría y las viudas de las dictaduras militares del cono sur) que es ese el riesgo mayor, más que las bombas y masacres que por dolorosas que sean no pueden ni deben cuestionar la base de la democracia: libertades y derechos civiles. Ese es el riesgo y eso debemos estar atentos ya sea en Madrid, Bruselas, Temuco, Once o Villa Crespo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!