lunes, 13 de junio de 2016

Masacre de Orlando: el odio no para mas

recuerdo por asesinados en Orlando (mundo.sputniknews.com)


Sabido es el odio que el ISIS/Daesh/Estado Islámico tiene a casi todo lo que representa  y constituye  Occidente, siendo uno de esos elementos la comunidad Gay, Lesbica y Transgenero. Es sabido de las sanguinarias ejecuciones que realiza ISIS a  los gays en las zonas que controla en Siria y Irak, pero pocos o casi nadie ha dicho nada salvo una que otra ONG. Ahora nos amanecemos con la masacre de Orlando, en Florida, donde un tipo mata sin asco a mas de 50 personas que estaban en la disco gay Pulse. Da lo mismo si fue un soldado del ISIS, un lobo solitario que actuó por su cuenta inspirado en las acciones de los yihadistas o un loco homófobo, ya que simplemente actuó por odio al prójimo, imbuido de intolerancia a los demás.  Da lo mismo si las victimas fueran gays, negros, blancos, amarillos, abuelitas tejedoras o del club de Toby, simplemente por que quien la hizo no toleraba al   diferente, algo propio de los totalitarios que alimentan su discurso en el odio al otro.

¿Podemos culpar a una religión por lo sucedido? No, para nada, sería caer en el discurso de Donald Trump y de los neofascistas europeos  con respecto a los musulmanes. No todos los musulmanes son como el asesino de Orlando o los bestias del ISIS. Tenemos que aclarar acá que lo ocurrido en Orlando no tiene culpa el Islam como no tiene culpa el Cristianismo de las barbaridades que se han hecho en nombre de el. Lo sucedido en Orlando confirma de manera sangrienta lo que escribí hace algún tiempo sobre la guerra al ISIS en noviembre de 2015: esta es una guerra que se gana integrando al otro y no lanzando misiles ni mandando comandos a Siria e Irak, como también confirma cruelmente lo que escribí sobre los atentados de París: a los gays ejecutados por el ISIS en Siria o Irak miramos para el otro lado pero por los asesinados por el loquito de Orlando, todos rasgan las vestiduras: hipocresía al palo.

¿Que podemos hacer? Solo una cosa, respetar e integrar al otro, sólo así desactivaremos la amenaza o si no el odio no para mas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!