jueves, 7 de julio de 2016

Restoranes de barrio: El Salteño

 El Salteño, 2016
Andando por las cercanías del centenario Hospital Italiano tras cobrar un dinerillo, me encontré con un restoran que tenía pendiente darme una vuelta,  El Salteño.  Hacía frío y había hambre esa tarde, en realidad hace tiempo que quería probar algo de su oferta culinaria y esta era la ocasión de hacerlo. Eran pasada las 14:30 horas, pensé ya no queda nada, pero por suerte para mi panza había bastante gente comiendo, me senté y un simpático mozo me atiende con celeridad.

Veo la oferta en la carta, la que como buen bodegón o restoran de barrio está basada en pastas, parrilla, minutas varias y en este caso, con comida del Noroeste Argentino. Me pido un plato sencillo, nada del otro mundo,  unos tallarines con estofado. Hago el pedido y me traen una especie de entrada, dos mini empanadas de carne (esas de copetín o de coctel) las cuales estaban más que buenas. Pensé, tras esto se demorarán un montón en traerme los dichosos tallarines pero estaba equivocado.

No pasaron ni 5 minutos y me traían los tallarines con estofado, los cuales, tenían una pinta y un gusto más que bueno y como pocas veces, me senté a disfrutar la comida ya que a pesar de que es un plato común en cualquier restoran porteño de barrio,  estaban bien hechos, las porciones más que correctas para quien es amigo de comer pantagruelico y en relación al precio, dado lo desquiciado que puede salir comer en estos tiempos inflacionarios, era un precio más que aceptable (90 ARS en julio de 2016).

Menú

¿Cómo es el ambiente? familiar definitivamente, eso sí,  parece sacado de la máquina del tiempo como en muchos restoranes que he visitado en Buenos Aires. Parece restoran de película argentina de los años 80, podría estar perfectamente en peliculas como Made in Lanus, es decir, tiene ese encanto de lo anticuado tan propio de esta ciudad y de este país.

¿Recomiendo ir a El Salteño? Sin duda, pero hágase la idea de que el menú que hay en el restoran es el propio de los bodegones, no esperes nada de exquisiteces y la carta de vinos es propia de lugares de gastronomía popular, pero con un López malbec está más que bien. Con relación a los precios, estos están dentro del segmento económico para lo que es Ciudad de Buenos Aires, pero mucho más caro que en ciudades como Rosario o Salta.

¿Donde queda El Salteño? En el barrio de Almagro, en la calle Gascón 578, a pocos pasos del Hospital Italiano y de la Avenida Corrientes (subte Medrano). Para que se ubique mejor, está a unas pocas cuadras de otro clásico imperdible de Almagro: Lo de  Mary.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!