viernes, 26 de agosto de 2016

Nazis en discotecas o la Micky Vainillización de la Sociedad

Micky Vainilla, Fuente: (vos.lavoz.com.ar)

Leyendo la prensa veo que en Bariloche unos pelotudos - no hay otro nombre- estudiantes de secundaria de Lanús (Provincia de Buenos Aires) entraron a una disco de Bariloche (clásico destino de turismo estudiantil en Argentina) en pelotas con esvasticas dibujadas en sus cuerpos y con bigotes similes a los que usaba Hitler. Estos fueron increpados dentro de la disco por estudiantes de un secundario confesional judio, la prestigiosa ORT, generándose una trifulca, la que como consecuencia de las redes sociales llegó hasta las principales mass media de este país, generando un debate que muestra algo que es bastante velado en la sociedad: la intolerancia al otro que sale en cuanto en cuanto en los medios, sobretodo si se refieren a la  "cole" (colectividad judía), la cual al ser básicamente clasemediera y educada tiene una capacidad de reacción rápida frente a sucesos de este tipo, sobretodo tras los atentados a la Embajada de Israel y la Amia ¿Y los otros? bien gracias.

Aunque  Argentina es un país con una gran diversidad étnica, principalmente de orígenes inmigrantes desde el sur y centro de Europa junto con una base de población mestiza, aunque la población originaria y afrodescendiente fue exterminada culturalmente (y casi físicamente) por siglos por los sucesivos gobiernos  y la estructura sociocultural local, se ha generado en este país un mito fundacional desde el sistema educativo, el de crisol de razas....pero eso sí, de blancos y europeos, quedando fuera el resto: sean árabes, judíos, inmigrantes latinoamericanos y pueblos originarios. Aunque si se anda por las calles de Buenos Aires, Mendoza, San Juan o Salta, muchos nórdicos o miembros de la raza aria no se ven precisamente,  sino que se puede ver una creciente diversidad, pero la idea de que este país se fundó en los barcos que venían desde Europa sigue subsistiendo en el imaginario de la clase media (un ejemplo satírico de lo anterior es La Nelly, personaje del dibujante Langer) que sigue creyendo que Argentina y sobretodo la ciudad de Buenos Aires son un pedazo de Europa rodeado de una latinoamerica que la rodea como una salsa,  frase del personaje televisivo Micky Vainilla.  Sin duda, Diego Capusotto cuando comenzó a caracterizar al artista pop nazi Micky Vainilla en sus shows televisivos en un gran ejercicio de ironía y sátira, nunca pensó que la influencia mediática que iba a lograr (y me imagino muy a su pesar) con la ideas que propugna este payaso seguidor del cabo austriaco, los cuales muchos se la toman en serio, tal como estos estudiantes de Lanus: de creerse racialmente superiores a los demás. Lo peor de esto es que este racismo basado en una falsa idea de superioridad racial aparece sin tener que escarbar mucho en Argentina ¿donde? en las redes sociales como Twitter, Facebook o en foros online de diarios como La Nación, donde se dan cabida opiniones que serían más propias de un Grüppenfuhrer o de un oficial de la Waffen SS y no de un latinoamericano tercermundista. Tal vez está acá el lado B de las redes sociales: que cualquier tipo escribe sin filtro, por suerte, muchos son sólo titanes del teclado que sólo se esconden detrás de un teclado qwerty de un smartphone o de una computadora en el trabajo o casa.


Fuente: Cronica Tv
Es ya clásico ese titular (placa roja) del canal de cable argentino de noticias Crónica TV: "Murieron dos personas y un boliviano". Aunque puede parecer inocente y chistoso, eso dice mucho del imago mundi de una sociedad  como la argentina que cree que los otros (judíos, negros, originarios, inmigrantes latinoamericanos, gays, lesbianas y un largo etc) son mas cercanos a las cucarachas con patas que residían en una futurista Johannesburgo en esa gran película sudafricana, Distrito 9, que de personas con dignidad y derechos.

Ese es un de los tantos desafíos que tenemos los que vivimos en Argentina, comenzar a cambiar y asumir que esta es una sociedad diversa y compleja como todas las latinoamericanas, que este país no es un pedazo incrustado de Europa en la región (cualquiera medianamente inteligente que haya viajado a Europa se da cuenta de eso apenas se baja del avión) y que dicha creencia  sin duda es un germen permanente de fascismo que habrá que darle pelea, ya que si no lo asumimos y lo denunciamos, también somos unos cómplices pasivos, no sólo de los pelotudos de la disco de Bariloche sino de las cotidianas violaciones a los derechos humanos que son la discriminación y el racismo. Algo hay que hacer y que ojalá Micky Vainilla sea sólo una parodia y no una cruel realidad que anda asomando por ahí a cada rato.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!