sábado, 29 de octubre de 2016

¿Halloween o Jalogüin?




Desde hace un tiempo por estas tierras australes, la celebración por parte de algunos del llamado Halloween enerva a algunos y a otros le da motivos para celebrar y unos menos a ganar dinero. En Sudamérica (o al menos en Argentina, Chile o Uruguay) hasta hace unos 20 años muchos no se le daba pelota al Jalogüin, sólo era una fiesta de colegios ingleses de clase alta. Pero eso sí, los primeros días de noviembre eran feriado en Chile (1 de noviembre) y  en Uruguay (2 de noviembre) los cuales han sido días asociados con el ritual de ir a recordar a los parientes al cementerio, nunca al anglosajón Jalogüin ni nada parecido.  Pero desde un tiempo para esta parte,  Halloween ha salido del nicho de fiesta de colegio inglés y ha pasado ser parte del calendario festivo de muchos. Ya sea por la presión mediática, la globalización que trata de colocarnos fechas globales proveniente de la mass media estadounidense, hace que comience a festejarse Halloween o Jalogüin. No es extraño ver niños disfrazados pidiendo  con el dicho de "dulce o travesura" en Santiago, Viña o Montevideo o grandotes pelotudos bailando disfrazados en fiestas e incluso figurillas de la farandula vendiendo su presencia en fiestas de Jalogüin que aparecen en los medios.  ¿Que es lo que pienso de esto? Nunca he sido muy amigo del Jalogüin ni similares, pero mucho no se puede hacer. No voy a presentar una cruzada vade retro Jalogüin, pero al menos hay algunas cosas que no se pueden dejar pasar:

Halloween o Jalogüin ya se convirtió en una fecha más del calendario de las cadenas de retail (al menos en Chile y en Uruguay) con toda clase de chucherías para la fecha (dulces, disfraces) preparando el ambiente para las fiestas de fin de año como también en un motivo más para emborracharse y hacerse el lindo en oficinas y fiestas. Es sin duda otro efecto de la globalización proveniente del gran país del norte que no es Perú y que en esta distribución neocolonial de la mass media y el marketing recibimos su influencia al estar en la periferia. Pero también es el hecho de ser habitantes de sociedades tilingas y de mediopelo (arribistas) que buscan ser reconocidos como occidentales....en una  lógica "oigan también celebramos sus fiestas", es esa necesidad del sudamericano de despegarse del barrio y sentirse primer mundo, sobretodo válido para los chilenos, quienes al incorporar festejos gringos como el Halloween como parte del imaginario cotidiano quieren parecerse a su modelo estadounidense....pero no les sale para nada como el original, sólo una mala copia...ni siquiera tenemos nuestra "Casita del Horror de los Simpsons" o nuestro "Rocky's Horror Picture Show" para decir, al menos tenemos nuestros clásicos de la fecha... Son estos momentos que me hacen recordar una vieja canción de los Prisioneros: Latinoamérica es un pueblo al sur de los Estados Unidos, acá está el link

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!