jueves, 22 de diciembre de 2016

2016: otro año como este y nos vamos a la m....





Hay años donde las cosas (más allá de los vaivenes personales que son bastante subjetivos y ahí cada uno debe evaluarlo) en un nivel macro se colocan más complicadas, es decir, la situación global no genera un optimismo desbocado sino que todo lo contrario. 2016 a nivel planetario parece que se transforma en esos años que mejor pasen lo más rápido posible aunque el futuro mediato no se ve precisamente muy halagüeño.

Sin duda el 2016 es el año donde todos los pronósticos sobre resultados electorales se fueron al carajo. Las encuestas fracasaron rotundamente en las elecciones o referendums más importantes que se realizaron a nivel mundial. Hace un año ¿quien pensaba que ganaba  Donald Trump las elecciones estadounidenses, el Brexit británico a la Unión Europea o el NO a la Paz en Colombia (aunque este último desacierto se arregló en el congreso colombiano)? Nadie y el mundo no es precisamente un lugar mejor, sobretodo con la llegada de este demente de Trump a la Casa Blanca. Sin duda serán 4 años duros tanto para los yankees como para el resto del mundo ya que todo lo que pasa allí  -para bien o mal- repercute hasta en Timbuctú o en los precios del supermercado chino de la esquina de casa.

2016 es el año donde las mayorías descubrieron algo que muchos sospechaban: estamos gobernados por una sarta de corruptos: Panamá Papers ha sido un golpe a la credibilidad de las clases políticas a nivel global....pero muchos no se dan por aludidos . Incluso mi país natal, Chile, con una clase política que se creía inmune a la corrupción se destapan casos que involucran al impresentable del hijo de la presidenta.

2016 es el año donde el terrorismo yihadista del ISIS sigue haciendo de las suyas: Niza, Estambul, Orlando, Berlín, Nigeria, Yemen y otros lugares han sufrido sus sangrientos golpes aunque al tilingo latinoamericano le preocupa más si son en Francia que en Nigeria o  Yemen. Pero más allá del folclorismo neocolonial latinoamericano, los ataques del yihadismo dan más "argumentos" para la ultra derecha europea, permitiendo el resurgimiento del fascismo/racismo/islamofobia de una manera encubierta, ahora potenciados con la próxima llegada de  Donald Trump a la Casa Blanca

2016 es el año donde el resto del mundo nos interesa muy poco: miles siguen muriendo ahogados en el Mediterráneo tratando de buscar una vida mejor mientras que en Siria sigue la guerra civil que en la práctica es todos contra todos (ISIS contra opositores a Al Assad y al gobierno; Estadounidenses, franceses, británicos y las monarquías del Golfo Pérsico contra ISIS y Al Assad; Irán contra ISIS, rebeldes sunnies y opositores a Al Assad y los ISIS contra chiitas y rusos, americanos, británicos, franceses, iraníes, monarquías del Golfo, y todos los bandos sirios en pugna salvo ellos). Es en este escenario confuso donde miles de civiles mueren bajo las balas y bombas americanas, británicas, iranies, rusas, del ISIS o de los mismos sirios sean estos oficialistas o rebeldes

2016 es el año donde las clases políticas latinoamericanas hacen gala de su incapacidad de entender las demandas de la sociedad. Cada vez pareciera que las clases políticas regionales gobiernan para muy pocos quedando fuera el resto. Un caso patético paradigmático de lo anterior es de  los parlamentarios mexicanos que se auto adjudican jugosos viáticos mientras que la mitad de la población mexicana con suerte vive con 3 dólares al día.

2016 ha sido el año donde la violencia machista ha quedado expuesta a los ojos de las sociedades latinoamericanas, pero a pesar de campañas globales como lo ha sido #NIUNAMENOS no han parado los hechos de violencia ocurridos cotidianamente contra la mujer desde Tijuana hasta Tierra del Fuego

A nivel doméstico....el gobierno de Mauricio Macri en la Argentina es básicamente un gobierno de claroscuros, donde queda en evidencia que el haber sido presidente de Boca Juniors o Jefe de Gobierno (alcalde) de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires no te da la experiencia para ser presidente ni sus aliados tienen la capacidad de saber llevar las riendas del gobierno. Es cierto que los 12 años de kirchnerismo generaron serios problemas de caja pero enfrentarlos con subas de 300 o 400% en servicios públicos en contexto de recesión financiera y alta inflación (40% anual) no demuestra una lectura real del ánimo en la sociedad. El país no es Buenos Aires.....y estos gobiernan creyendo que la Argentina termina en la General Paz....el 2017 si no atinan pronto puede ser el comienzo del fin para Macri y el oficialismo dejando las puertas abiertas al retorno de un viejo clásico argentino: el peronismo (en cualquiera de sus variantes)

Por eso espero que el 2016 se vaya a la mierda y que el 2017 sea algo mejor....por mientras les deseo feliz Navidad y un excelente 2017!!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!