lunes, 29 de mayo de 2017

Twin Peaks: 25 años después





Por esas cosas de la modernidad online capitalista, pude ver la semana pasada en el sillón de casa los 2 primeros capítulos - mejor dicho un 1er capítulo largo- de la vuelta de Twin Peaks. Cuento corto, sin spoilear, prácticamente la trama no tiene mayores puntos de relación con el pasado. Lynch no se durmió en los laureles repitiendo la historia original, lo cual ya es ganancia en estos tiempos. Eso sí, ver la obra de David Lynch,  ya sea en su versión de comienzos de los años 90 como ahora no es para nada una tarea fácil, ya que exige seguir y aguantar una trama que no tiene nada de lineal, por el contrario, es bastante lúdica como onírica, que tiene muchas salidas inesperadas y recovecos tortuosos que pueden hacer desesperar al tevito más tradicional. Fueron prácticamente 2 horas de sorpresas, reencuentros con viejos personajes (hasta por ahí en algunos casos) y nuevos escenarios poco esperados para quien la vio hace 25 años.

La primera vez que vi la serie original, es decir, la primera temporada de Twin Peaks, fue en el  canal 13 chileno en 1991 (cuando era de la Universidad Católica, un reducto del Opus Dei pinochetista), una cosa rara y extraña si se piensa con la lógica de hoy. Reconozco que pude soportar sólo algunos capítulos y llegue en esos años a la conclusión que sólo se podía ver como hay que ver las películas de Raul Ruiz, Jorordowski o Tarkoski: borracho como piojo.

Esto significa que no soy un enfermo fanático de David Lynch, ya que hay películas de Lynch que no pude terminar de ver nunca como Blue Velvet (Terciopelo azul) ni siquiera con algunos tragos encima. Pero muchos años después,  pude ver online sin mayores problemas las dos temporadas originales, lo que provocó que esperara con algún interés esta nueva versión. Pero más allá de mis apreciaciones, hay que tener claro que una de las principales virtudes de David Lynch, es que no es de los que repiten formulas. En tiempos como estos, ver al Agente Cooper 25 años después es bastante mejor esto que ver a Zombis por el medio oeste estadounidense, los inefables programas de cocineros, la mugre hecha televisión llamada Tinelli o cualquier programa de farándula. Por ello siempre es bueno darse una buena dosis de LCD en pantalla plana como el que ofrece la dupla Lynch y Frost con este Twin Peaks 25 años después

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!