viernes, 22 de septiembre de 2017

Restoranes de Barrio: Bar La Dignidad

Frontis del Bar La Dignidad


Un inesperado  corte de gas -un clásico en cualquiera que viva en departamentos en Buenos Aires- en el edificio me obligó a tener que buscar donde poder comer bueno, bonito y barato cerca de casa. Por suerte, la búsqueda no me llevó muy lejos, ya que a menos de 2 cuadras y media del departamento se encuentra el Bar La Dignidad. Pese a vivir años en el barrio, primera vez que decido entrar. Para quien no tenga idea que es, el Bar La Dignidad es un club político ( a la vieja usanza), en este caso de gente que simpatiza con el zapatismo, el latinoamericanismo militante y la izquierda alternativa, siendo un espacio donde los militantes y afines se reúnen para compartir y realizar mitines y actos. No es que sea un facho ni mucho menos, pero mi postura entre irreverente y crítica me ha alejado de la militancia,  pero esto es otro tema que merece otra divagación alejada de la comida. 



Bar La Dignidad

Vamos a lo que corresponde, a la comida. Entro al Bar La Dignidad y sorpresa, me encuentro con un lugar que más parece una sede partidaria pero transformada en restorán, teniendo un aspecto acogedor y en la hora de almuerzo, verdaderamente es un punto de encuentro de varias sensibilidades: intelectuales, familias, trabajadores ¡¡ Bien !! es inclusivo, es ganancia. Veo que hay un menú para la hora  (incluye vaso de gaseosa/jugo/agua y pan) que es bastante atractivo (100 ARS/ algo más de 5 dólares)  y clásico: pollo al horno con puré, tallarines a la bolognesa pero también un guiño a la comida latinoamericana: en el menú del día había




Me decidí por el pollo al horno con puré. Tras menos de 10 minutos, me lo traen. Que voy a decir una cosa por otra: estaba rico, el puré se notaba casero y el pollo estaba digno, no era un micropollo, era una porción digna, la cual disfruté bastante. Termino de comer, le pagó a la chica que me atendió y salgo. 


En resumen ¿volvería a almorzar al Bar La Dignidad? Sin duda, ayuda tanto el menú como el valor del mismo, cosas que no pueden soslayarse en estos tiempos. 

Lo mejor: la atención amable, el precio del menú y la comida

A mejorar: sólo hay una persona en circunstancias de que a la hora que fui, estaba hasta las manos. 

Recomendable: a bolsillos de bajo presupuesto y que sepa reconocer lo valioso de la diferencia.

¿Dónde queda el Bar La Dignidad? en calle Aguirre 29, Villa Crespo, a pasos de la esquina entre Estado de Israel y Avenida Corrientes (subte Ángel Gallardo, Línea B)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!