miércoles, 15 de noviembre de 2017

¿Porqué Sebastían Piñera ganará las elecciones?


¿Porqué Sebastián Piñera ganará las elecciones? (fuente: Gamba.cl)




¿Porqué Sebastián Piñera ganará las elecciones? No es mi candidato y me encuentro en las antípodas de sus posturas y discursos, pero tal  cómo le contesté ayer a un amigo, el hecho que probablemente gane Piñera el 19 de noviembre (o su posterior estiramiento para diciembre) es porque la derecha tuvo éxito, a través de la mass media y del discurso cotidiano, vender la idea de que el progreso es un acto individual y no colectivo. Le plantearon a la sociedad chilena pospinochetista la idea eje de que el mall (shopping/centro comercial) es el espacio social de interacción por excelencia, donde con ser consumidor se era  un sujeto socialmente reconocido. El poder consumir le da a ese sujeto la posibilidad de ser actor individual, borrando la lógica liberal del ser ciudadano. Este nuevo ser producto de décadas de neoliberalismo no entiende (o no tiene en su formación cultural) la idea del  ciudadano y que por ende se es parte de un proyecto colectivo de sociedad, lo que va más allá de la Teletón y la selección, fenómenos donde se reduce lo colectivo en el Chile actual.

 El votante que votará a Piñera es el que la Concertación-Nueva Mayoría dejó de lado de facto a lo largo de las más de dos décadas que gobernó, fue el mismo que desincentivó la participación en los movimientos sociales, los que fueron desarticulados en el 1er gobierno oficialista (ese del lejano 1990). Esa misma coalición es la  que dejó cautivo a la sociedad chilena con la institucionalidad cotidiana heredada de la dictadura como son las  AFP,  las Universidades estatales de paga, el sistema estatal de salud mixto a través de Fonasa (las isapres y la red Christus de la PUC son meramente el lucro oficializado) entre otros aspectos de la vida cotidiana. Pasaron décadas sin modificar seriamente esta herencia, ya sea por incapacidad/contubernio/insensibilidad de la clase política. Recién a más de 25 años del retorno a la democracia, algo empezó a cambiar en el segundo gobierno de Michelle Bachelet, pero muy lentamente. Las clases políticas de centro, ya que de izquierda no tienen nada y los que tienen esa caratula son  pantomimas o burdas caricaturas, no se dieron cuenta o no quisieron ver que Chile cambió en estos años, que el votante no se identifica con  metarelatos ideológicos complejos y con militancia en partidos políticos, los cuales ve como encerrados en sus propios intereses y proyectos a espaldas de la sociedad. 

La consecuencia visible de lo anterior, más allá del crecimiento económico macro (el cual es real e innegable, pero no se ha distribuido como corresponde, cuestionando de manera real la ideal neoliberal del chorreo),  ha significado que millones de chilenos vivan como puedan, es decir que teniendo techo, trabajo y algo más ya están hechos. La sociedad chilena asumió la precarización como estilo de vida y se acostumbró a eso. Puede que vivan en un síndrome de Estocolmo, es decir, son  rehenes de un modelo que los aprieta pero a la vez conformados por el hecho de poder consumir para reconocerse como sujetos. Como puede verse, están dadas las condiciones para que Sebastián Piñera gane las elecciones y vuelva de nuevo al poder.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Acá puedes opinar libremente, no hay censura previa.
¡¡Aprovecha la oportunidad de decir lo que quieras!!